Secciones
“Sabbath Bloody Sabbath”, uno de los discos claves en el desarrollo del heavy metal
Espectáculos

“Sabbath Bloody Sabbath”, uno de los discos claves en el desarrollo del heavy metal

Un día como hoy, pero de 1973, era lanzado este álbum de Black Sabbath, los “Príncipes de la Oscuridad”, con el que revitalizaron la escena internacional del rock  

por LaVerdad

“Sabbath Bloody Sabbath”, uno de los discos claves en el desarrollo del heavy metal

“Sabbath Bloody Sabbath”, uno de los discos claves en el desarrollo del heavy metal

“Sabbath Bloody Sabbath” de Black Sabbath es uno de los discos más clásicos de los ‘Príncipes de la Oscuridad’, fue su quinto álbum de estudio, grabado a lo largo de septiembre de 1973 en los Morgan Studios de Londres bajo la producción de la propia banda, es decir Tony Iommi, Geezer Butler, Ozzy Osbourne y Bill Ward.

Este trabajo es fabuloso, quizá su obra climática y el que mejor representa la enorme capacidad creativa que la banda presumía, pese a los excesos de drogas y los interminables problemas legales causados por la voracidad de directivos y ejecutivos.

Grabado bajo extrañas y curiosas circunstancias, este disco terminó convirtiéndose en uno de los trabajos más fascinantes del inolvidable y original cuarteto británico de hard rock.

Black Sabbath incluyó en este disco los siguientes tracks: "Sabbath Bloody Sabbath", "A National Acrobat", "Fluff" (instrumental), "Sabbra Cadabra",    "Killing Yourself to Live", "Who Are You?", "Looking for Today" y "Spiral Architect", todos de excelente manufactura y sin duda causantes de una influencia en nuevas generaciones de músicos que mamaron de ellos para crear sus propias propuestas.

Por primera vez desde el inicio de su carrera, Tony Iommi acusó una falta de ideas para crear nuevos riffs; sin estos no podían escribirse canciones, y pasaron variaos días con un decrecimiento en creatividad musical, y un considerable aumento en la planificación y calidad de las bromas. No fue sino hasta que escuchando el disco ‘Moontan’ de la banda holandesa Golden Earring, que Tony se inspiró para crear el riff de ‘Sabbath Bloody Sabbath’, el catalizador para destapar la frustración creativa y dar salida a geniales propuestas de guitarra.

La mayor parte del disco fue grabado en un castillo de Clearwell, construido en 1728, donde se aparecía el fantasma de un decapitado.

La mayor parte de las canciones las compusieron en el castillo de Cadwell para después trasladarse a los estudios Morgan, de Londres, para terminar el disco. Los ‘Príncipes de la Oscuridad’ ocuparon el estudio 4 y resultó que en el número 3 el grupo Yes grababa el álbum ‘Tales from Topographic Oceans’. Ozzy hizo amistad con el tecladista Rick Wakeman, con quien se reunía a diario en la cafetería/bar del lugar, invitándolo al estudio 4 para escuchar algunos cortes del disco. A Rick le encantaron, pero cuando Ozzy le tocó la melodía de ‘Sabbra Cadabra’ en un órgano ARP 2600, le sugirió mejorarlo. Fue así como este genial músico se sumó a las sesiones de ‘Sabbath Bloody Sabbath’ para dejar impresa su calidad.

Considerando todos los factores que enfrentaron los músicos durante el proceso de grabación, podemos afirmar que este fue el último gran álbum de Black Sabbath.

El álbum fue lanzado oficialmente el 1 de diciembre de 1973, y la banda realizó una extensa gira de 59 conciertos en apoyo al disco, iniciando el 9 de diciembre de 1973 en Newcastle y culminando el 16 de noviembre de 1974 en Sydney.

Ricardo D. Pat

Temas

Comentarios