Secciones
Nanatsu no Taizai: Imperial Wrath of the Gods ¡Calificando el anime!
Espectáculos

Nanatsu no Taizai: Imperial Wrath of the Gods ¡Calificando el anime!

Aquí te decimos todo lo que destacó (y fracasó) el anime de Nanatsu no Taizai en su temporada 4; también conocida como “Imperial Wrath of the Gods”.

por ErikaRodríguez

Nanatsu no Taizai: Imperial Wrath of the Gods ¡Calificando el anime!

Nanatsu no Taizai: Imperial Wrath of the Gods ¡Calificando el anime!

La cuarta temporada de Nanatsu no Taizai se lanzó en agosto de 2020, y los amantes del anime tienen mucho que decir al respecto. Desde la diferencia de animación hasta el desarrollo impredecible de la trama, no todos están contentos con las decisiones que se tomaron para crear Imperial Wrath of the Gods.

¡Advertencia de spoilers!

La temporada 4 comienza con King y Diane encerrados en una cueva con dos de sus enemigos anteriores, Drole y Gloxinia. En esta cueva, se ven obligados a retroceder 15.000 años en el pasado como sus contrapartes Gigantes y Hadas.

Ambos miembros de Nanatsu no Taizai viajan de regreso a la primera guerra santa entre el Clan de las Diosas y el Clan Demonio, donde encuentran algunos descubrimientos sorprendentes. El comienzo de la cuarta temporada nos permite retroceder en el tiempo a través de los ojos de Drole y Gloxinia.

Nanatsu no Taizai Anime
Foto: Studio DEEN

Aquí los espectadores son testigos de un aumento de poder de King y Diane a medida que adquieren sus verdaderas habilidades. Diane asume el cargo de Reina de los Gigantes, mientras que el Rey Hada finalmente hace brotar sus alas.

En una nota más importante, la extraña pareja ve a la Elizabeth original en su forma de diosa, así como a Meliodas, antes de que fuera maldecido con la vida eterna mientras experimentan cómo era la vida del pasado Rey de las Hadas y Dios de los Gigantes hace 3.000 años.

King y Diane descubren muchos secretos, desde la verdadera forma de su amigo Gowther hasta la verdadera historia detrás de la guerra. Otra cosa verdaderamente sorprendente con la que se encontraron, fue que Elizabeth y Meliodas habían sido maldecidos por enamorarse el uno del otro.

Si bien Meliodas nunca puede morir realmente, Elizabeth muere de una forma horrible cada vez que recuerda su vida pasada con el Capitán de Seven Deadly Sins, y se ve obligada a renacer una y otra vez. Su historia de amor es verdaderamente trágica, pero el desarrollo forzado del personaje lo es un poco más.

Elizabeth se transformó de una princesa ingenua e impotente a una diosa audaz e intrépida increíblemente rápido. Es difícil adaptarse al rápido cambio de carácter. Ahora con Meliodas, los espectadores están acostumbrados a verlo en su forma de demonio, pero cuando decide tomar el lugar del Rey Demonio, se revela un lado completamente nuevo de él.

Deja en claro que haría cualquier cosa por Elizabeth, incluso volverse contra sus propios compañeros de equipo. Aquí es donde la historia se vuelve turbulenta. Mientras se vuelve contra los otros personajes del anime, Meliodas pide la ayuda de sus malvados hermanos menores, que no necesariamente le quieren a él ni a Elizabeth, o eso parece.

Mira el trailer de Nanatsu no Taizai 4

Más adelante, en la temporada se revela que el menor de los tres hermanos, Estarossa, tiene una obsesión con la novia de Meliodas, e incluso comenzó a creer que él era el Capitán de los Sins. El giro de los acontecimientos fue extraño y no parecía coincidir en absoluto con la historia original.

No solo eso, sino que la temporada termina de manera extremadamente abrupta con Elizabeth siendo secuestrada por Estatossa mientras Meliodas gana lentamente el poder del Rey Demonio. Pero otro factor desagradable es la animación no tan buena.

Para la cuarta temporada Studio Deen fue elegido como el estudio encargado de la animación. Hay una diferencia obvia en la calidad porque para las temporadas uno y dos, los estudios A-1 Pictures hicieron la animación (y tuvieron más tiempo para trabajar).

Aunque los fanáticos notaron una disminución en la calidad en la tercera temporada, las cosas realmente fueron cuesta abajo en Imperial Wrath of the Gods. La Verdad Noticias informó anteriormente que las escenas de lucha eran completamente diferentes, lo que las hacía un poco menos interesantes de ver.

El diálogo a menudo seguía y seguía, alterando la calidad de estas escenas. Con todo, la animación fue bastante terrible en comparación con temporadas anteriores, la historia parece completamente apresurada y el desarrollo del personaje de los personajes principales fue forzado más allá de lo creíble.

Te recomendamos leer: Nanatsu no Taizai: Todo lo que debes saber de Seven Deadly Sins

A pesar de esto, Nanatsu no Taizai: Imperial Wrath of the Gods es muy popular en la plataforma de Netflix. La temporada no fue terrible ni de ninguna manera hace que la serie sea menos agradable, pero muchos fanáticos esperaban mucho más de los creadores de los Siete Pecados Capitales.

Temas

Comentarios