Secciones
Espectáculos

Marjorie de Sousa no se defiende de Julián Gil por respeto a su hijo

por La Verdad

Agencias/ Diario La Verdad CANCÚN, Q. Roo.- Marjorie de Sousa no se defiende de Julián Gil por respeto a su hijo Después de no hablar sobre el tema, Marjorie de Sousa rompe el silencio. Ya que luego de mucho tiempo habló con medios de comunicación sobre lo que vive tras el proceso legal en contra de Julián Gil.

Marjorie de Susa no se defiende de Julián Gil

Cuando llegó al juzgado familiar en la Ciudad de México, la actriz habló con los medios respecto al padre de su hijo. Sus declaraciones dejaron claro que Marjorie de Sousa no se defiende de Julián Gil por respeto a su hijo
“No entiendo la necesidad de seguir con esto, no entiendo la necesidad de seguir exponiendo la vida privada de uno con tantas mentiras además”. "Si me he mantenido callada, me he mantenido al margen por respeto a mi familia, por respeto a mi bebé”.
Referente a lo que se dice que ella ha sido beneficiada en la batalla legal, Marjorie de Sousa comentó:
“Respeto, confió, valoro el trabajo de las autoridades mexicanas, el trabajo del juez, que ya lleva muchos meses, llevamos muchos meses en esto, lamentablemente sin llegar a un acuerdo, hay mucha fuga de información, que no es pero ni la sombra de lo que realmente están sacando”.

Julián Gil recibe respuestas favorables

Después de estas declaraciones se pudo ver salir al actor Julián Gil con lágrimas en los ojos. Y manifestó que esta situación legal ya lo tiene muy agotado.
 “O sea la verdad es que yo ya estoy cansando, agotado físicamente, agotado mentalmente, y no se vale tener que estar aguantándole la mierda a la gente, entonces yo lo único que pido es justicia”.
Julián Gil también confesó que tras publicar la acción legal en su contra, recibió respuesta favorable por parte de las autoridades. De la misma manera, Gil confesó que en esta ocasión salía muy contento de los juzgados. No porque la justicia mexicana lo apoye sino porque su hijo Matías ya empieza a reconocerlo.
“Cada día pues las convivencias son más lindas gracias a Dios, obviamente es un proceso normal de adaptación del niño conmigo, no es fácil que se adapte teniendo 60 minutos una vez a la semana, pero hoy gracias a Dios hubo mucha más empatía entre el niño y yo, pues que las semanas anteriores”, finalizó.

Comentarios

Te puede interesar