Secciones
La violinista de Yucatán, Jimena Herrera continúa la dinastía artística
Espectáculos

La violinista de Yucatán, Jimena Herrera continúa la dinastía artística

La nieta del fallecido don Wilberth Herrera, participará en la Gala de Solistas de la Orquesta Sinfónica Gustavo Río Escalante de la Escuela Superior de Artes de Yucatán.

por LaVerdad

La violinista de Yucatán, Jimena Herrera continúa la dinastía artística

La violinista de Yucatán, Jimena Herrera continúa la dinastía artística

Jimena Herrera es una linda chica que cuenta en su ADN el amor a la música, algo natural si consideramos que es hija de Pedro Carlos Herrera, actual director de la Orquesta Típica Yukalpetén y de Cristina Cardeña, así como nieta del inmortal Wilberth Herrera, creador de Titeradas.

Jimena está muy contenta porque lleva 3 años como parte de la Orquesta Sinfónica Gustavo Río Escalante de la ESAY, a la que ingresó un año antes de empezar la Licenciatura.

 

 

Jimena Herrera es integrante de la Orquesta Sinfónica Gustavo Río Escalante de la ESAY.

Para ella formar parte de esta gala de solistas de la Escuela Superior de Artes de Yucatán que se verificará el miércoles 14 de noviembre en el teatro José Peón Contreras. “Es una gran responsabilidad pero también una oportunidad invaluable, tocar en el majestuoso teatro y ser acompañada por mis talentosos compañeros, representar a la escuela en un evento importante me hace sentir muy emocionada”, aseguró a Grupo Editorial La Verdad.

 

Ser parte de la Escuela Superior de Artes de Yucatán es algo realmente importante en la vida de esta hermosa intérprete. “Ser parte de la ESAY para mí es un gran orgullo pues es una escuela que ha crecido mucho y está en constante evolución, me emocionan mucho los proyectos próximos para convertir la escuela en Universidad y espero en este concierto representarla bien”.

 

 

Jimena eligió el violín sin saber lo demandante que es su ejecución.

 

Al hablar de su niñez compartió algunos pasajes hermosos. “Recuerdo estar en contacto con la música desde muy pequeñita, fue a los 9 años que mi papá me llevó a un concierto de la sinfónica y me preguntó cuál de toooodos esos instrumentos quería yo tocar, me fijé en un instrumento de madera que todos tocaban con mucha soltura y aparente facilidad (no sabía lo que me esperaba) y así fue que empecé a tomar clases de violín, hasta el día de hoy.”

Sobre el orgullo y responsabilidad de llevar el apellido Herrera señaló: “Mucha gente me conoce por mi abuelo o por mi papá, me siento muy orgullosa de ser parte de una familia artística tan admirada y ellos son dos de mis más grandes ejemplos de éxito. Lo que sí, es que nuestras carreras toman vertientes diferentes, pues mi abuelo se centró en el teatro, mi papá en la música popular y yo estoy incursionando en la música clásica, así que me encantaría representar exitosamente a mi familia en un nuevo ámbito”.

 

 

 

Finalizó diciendo que es muy feliz de tocar junto a su hermana Andrea. “La primera vez que la escuché tocar con la orquesta durante estos ensayos, no podía dejar de sentir mis lágrimas de felicidad y una enorme admiración hacia ella, yo he visto cuánto esfuerzo y trabajo le ha costado tocar como toca y estar donde se merece. Es una de las personas más talentosas que conozco”.

 

Ricardo D. Pat

Temas

  • Música Clásica
  • Wilberth Herrera
  • Pedro Herrera
  • cultura
  • arte

Comentarios

Te puede interesar