Espectáculos

El día en que Freddie Mercury llevó a Lady Di a un bar gay

El día en que Freddie Mercury llevó a Lady Di a un bar gay

El día en que Freddie Mercury llevó a Lady Di a un bar gay

Cuenta la leyenda que en 1980 Freddie Mercury llevó a Lady Di al famoso bar gay, en donde la princesa tuvo que entrar disfrazada.

Por Alejandro Lara

01/07/2021 04:36

Existe una increíble leyenda en torno a la relación que existió entre la querida Lady Di y el vocalista de Queen, Freddie Mercury, la cual asegura que ambos disfrutaron de una noche de fiesta en un famoso bar gay de Londres

Como te hemos informado en varios reportes de La Verdad Noticias, la princesa Diana de Gales fue la mujer más famosa del mundo en la década de 1980, justo cuando la memorable banda británica se encontraba en la mejor etapa de su vida.

Diana y Freddie fueron personas muy queridas y respetadas en todos los ámbitos, ya que contaban con un alto carisma y empatía por las minorías, además de involucrarse directamente con distintas causas sociales.

Lady Di y Freddie Mercury eran amigos

Freddie Mercury

Acerca de esta posible relación existen muchos mitos. Se dice que Freddie y Diana se hicieron cercanos a mediados de la década de 1980, incluso, se rumorea que pasaron una noche juntos en un bar gay de Londres. Según informa el portal Cultura Colectiva.

Cleo Rocos, comediante y actriz, compartió detalles sobre este encuentro en su libro The Power of Positive Drinking. Se supone que esta pareja entró a un bar gay algún día de la década de 1980 y para disimular la apariencia, Diana Spencer tuvo que disfrazarse.

Diana y Cleo estaban pasando el rato con Mercury y el comediante Kenny Everett en la casa de Everett. El grupo miraba The Golden Girls, una de las series favoritas de Diana, cuando ella preguntó qué planeaban hacer esa noche, a lo que Mercury explicó que irían a un bar gay.

La princesa Diana llegó disfrazada

La princesa Diana se tuvo que disfrazar de hombre.

Everett le ofreció las prendas que había estado planeando usar esa noche, incluida una chaqueta militar, lentes oscuros de aviador y una gorra de cuero, que Diana, un ícono de la moda, portó con gusto durante la reunión.

Finalmente el grupo llegó al The Royal Vauxhall Tavern, que estaba lleno de gente. La princesa Diana estaba irreconocible, ni siquiera por sus famosos compañeros. Todos pidieron bebidas, pero sólo estuvieron en el bar 20 minutos antes de salir.

Síguenos en Google News, Facebook y Twitter para mantenerte informado.