Espectáculos

Crímenes de Gloria Trevi por los que la acusa la hija de Sergio Andrade

Crímenes de Gloria Trevi por los que la acusa la hija de Sergio Andrade

Crímenes de Gloria Trevi por los que la acusa la hija de Sergio Andrade

Gloria Trevi fue acusada de corrupción de menores, abuso sexual y secuestro, fue declarada inocente, pero la hija de Sergio Andrade asegura que es culpable.

Por Naye Valdez

30/05/2021 01:37

Como hemos informado en La Verdad Noticias, Valentina de la cuesta, hija de Sergio Andrade y Karla de la Cuesta, ha señalado que Gloria Trevi no fue una víctima de su padre, sino una complice de él al reclutar jóvenes quienes fueron víctimas de abuso sexual

En una entrevista con el programa “Suelta la Sopa” Valentina aseguró que ser la hija de Sergio Andrade le sigue causando conflicto, pues la sangre del criminal “corre por sus venas”.

La joven aseguró que sabe los crímenes que su padre cometió y que no se siente orgullosa por ello, pero también indicó que es una injusticia que de las tres personas que formaban el clan Trevi-Andrade solo una de ellas haya sido reconocida como culpable por los delitos cometidos en contra de varias mujeres.

Las acusaciones contra Gloria Trevi

En la foto aparecen Sergio Andrade y Gloria Trevi

Valentina aseguró que Gloria Trevi no fue una víctima más de su padre y que ella logró “lavarse las manos” y seguir con su carrera, a pesar de que participó en el secuestro de varias jóvenes.

“Me duele que México no tiene memoria. México ha olvidado los actos de ciertas personas, los actos de alguien que tienen aquí, porque a México se le ha olvidado”, declaró con respecto a la cantante.

Valentina asegura que la cantante Gloria Trevi utilizó su fama para atraer a jóvenes, participando en múltiples secuestros y explotación sexual.

Los delitos de Gloria Trevi

La cantante fue acusada de múltiples delitos

En 1998 la fama y el éxito de Gloria Trevi se derrumbó. Todo comenzó con la publicación de un libro de Aline Hernández, quien anteriormente había trabajado como corista de Andrade. Su libro, "De la Gloria al Infierno" detalla su vida con Andrade.

Aline Hernández y Andrade se habían casado cuando Hernández tenía apenas 13 años. A los 17 años, en 1996, Hernández había logrado escapar de Andrade. Afirmó que Andrade era un misógino sádico y controlador, que recogía a chicas jóvenes, prometía convertirlas en estrellas y, en cambio, las atraía a una vida de esclavitud, abuso y sexo.

Hernández también afirmó que Trevi estaba enamorado de Andrade y que participaba voluntariamente en sus orgías sexuales y esclavitud. Ella dijo: "Creo que Gloria llegó tan inocente como el resto de nosotras. Si Gloria contribuyó a todo esto es porque (Andrade) la enfermó, la convirtió, la entrenó, la educó a su manera".

En 1999, varias chicas que habían estado en el círculo de esclavas sexuales de Andrade lograron escapar e inmediatamente hicieron públicas sus historias. En entrevistas televisivas, contaron que habían sido golpeadas, maltratadas y muertas de hambre, tal como había afirmado Hernández en su libro. 

Dos hermanas adolescentes, Karola y Katia de la Cuesta, hicieron acusaciones similares de abuso sexual contra Andrade y Trevi, quienes originalmente las habían contratado como cantantes de respaldo. Otra adolescente, Delia González, afirmó que Trevi la había reclutado como cantante. Se vio obligada a hacer una película pornográfica y había soportado nueve meses de repetidas violaciones y golpizas por parte de Andrade.

En 1999, como resultado directo de las acusaciones públicas de esclavitud, violencia y abuso sexual a manos de Andrade y su cómplice, Gloria Trevi, las autoridades mexicanas tuvieron que reaccionar.

Acusaron a Sergio Andrade, Gloria Trevi y a la coreógrafa y corista María Raquenel Portillo (también conocida como Mary Boquitas), de corrupción de menores, abuso sexual y secuestro. Los tres, que estaban en todas las noticias, negaron los cargos y lograron escapar de México con una decena de niñas. Fueron declarados oficialmente prófugos por el sistema judicial mexicano.

A finales de 1999, Andrade, Trevi, Boquitas y su grupo de chicas volaron primero a España y luego a Chile. Poco tiempo después, se mudaron a Argentina.

Fue en Argentina donde las adolescentes escaparon y fueron devueltas a sus hogares en México. Andrade, Trevi y Boquitas luego se mudaron a Brasil. El trío vivió en Brasil durante varios meses antes de ser capturados por la policía brasileña y arrestados en enero de 2000.

Los tres fueron trasladados a otra prisión brasileña. Fue allí donde Trevi quedó embarazada y acusó a un guardia de la prisión de violarla. Según la ley brasileña, a las prisioneras embarazadas se les asignaba una vivienda separada, donde podían vivir con sus hijos.

Trevi dio a luz a un hijo, Angel Gabriel, el 18 de febrero de 2002 en Brasilia, Brasil. Al día siguiente, las autoridades denegaron su solicitud de mantener en secreto la identidad del padre. Tras las pruebas de ADN, Andrade fue confirmado como el padre del niño. Si bien a Trevi y Andrade se les habían negado las visitas conyugales, se cree que sobornaron a un guardia de la prisión para que organizara un tiempo a solas para tener relaciones sexuales.

Trevi escribió una autobiografía mientras estaba en prisión en 2002, Gloria de Gloria Trevi . En él, se retrata a sí misma como una víctima totalmente inocente y a las otras chicas del clan como codiciosas mentirosas. Ella dice que estuvo de acuerdo con más de 15 años de abuso debido al poderoso e implacable control de Andrade sobre ella.

La desaparición de la bebé de Gloria Trevi

Hasta la fecha se desconoce dónde está el cuerpo de la bebé

Se alegó que mientras huía, Gloria Trevi había dado a luz a una bebé, hija de Andrade, a quien habrían dejado morir, por lo que las autoridades investigaban la posibilidad de acusar también a la pareja de homicidio. Sin embargo, sin pruebas y sin ningún cuerpo encontrado, se retiraron los cargos de homicidio.

Gloria Trevi, quien en ese entonces era buscada por cargos de secuestro y corrupción de menores, fue interrogada sobre la muerte de su hija recién nacida en 1999, pero se negó a hablar al respecto.

La niña, Ana Dalay, nació en Río de Janeiro en noviembre de 1999, pero murió al cabo de un mes. El padre de la niña era Sergio Andrade, quien también era buscado en México por violación, secuestro y corrupción de menores.

El director de la Policía Federal, Armando de Assis Possa, dijo que la muerte de la bebé no se registró en ningún hospital ni hubo evidencia forense en el lugar donde supuestamente fue enterrado.

La investigación comenzó luego de que la bailarina argentina Liliana Regueiro, amiga de Trevi y Andrade, dijera que el cuerpo del bebé fue “metido en una bolsa plástica por los dos y arrojado a un río''.

Trevi y Andrade negaron la acusación en una entrevista en septiembre de 2001. En ese momento, Trevi dijo que prefería no hablar del hecho, mientras que Andrade acusó a Regueiro de matar al bebé, sin dar más detalles.

Finalmente sin ningún tipo de pruebas y sin el cuerpo del bebé ni Gloria Trevi, ni Andrade pudieron ser acusados de homicidio.

Síguenos en Google News, Facebook y Twitter para mantenerte informado

Temas

Recibe las noticias por E-mail

Debes ingresar un E-mail. Debes ingresar un E-mail válido.
¡Tu suscripcion ha sido exitosa!

Suscribirse implica aceptar los términos y condiciones