Secciones
Conoce lo que es el terror con “La maldición de Hill House”.
Espectáculos

Conoce lo que es el terror con “La maldición de Hill House”

Los seguidores de la plataforma streaming más famosa, están desesperados por saber si viene la segunda temporada con la recién estrenada serie de Netflix.

 

por La Verdad

Conoce lo que es el terror con “La maldición de Hill House”.

Conoce lo que es el terror con “La maldición de Hill House”.

A pocos días de su estreno en Netflix, “La maldición de Hill House” es considerada como la serie más aterradora de la plataforma. El recibimiento de esta nueva propuesta del género de terror parece indicar que ha convencido a los adeptos a este tipo de temáticas, quienes afirman estar enganchados desde su primer capítulo.
 

 

Con la llegada de “La maldición de Hill House” se tenían muchas expectativas, pero después del primer fin de semana en la plataforma, la historia ha logrado cautivar a críticos y usuarios, ganándose así buenos comentarios que la ubican dentro de las mejores producciones de Netflix en lo que va del año.
 

 

El libro


Detrás de este proyecto se encuentra la esencia de la escritora considerada “la madre de la literatura de terror contemporánea”, Shirley Jackson, quien en 1959 publicó el libro con el mismo nombre de una de las historias de casas embrujadas más exitosas de todos los tiempos.

Shirley Jackson.

La serie


La adaptación de Mike Flanagan (quien además fue director de “Gerald’s game” de Stephen King) trae a una familia que queda marcada después de habitar la casa embrujada, la maldición rodea a los miembros de esta familia desencadenando muerte a su paso; la serie conjuga en equilibrio los elementos representativos del suspenso y terror con el drama de una historia clásica.

La maldición de Hill House.

Con diez capítulos, “La maldición de Hill House” ha logrado abrirse brecha dentro de las tendencias de Netflix en su primer fin de semana. En ella hay sustos, fantasmas, muerte y una visión muy dark de una casa que te mantendrán al filo de los nervios capítulo a capítulo.

No podemos dejar pasar el gran elenco que respalda esta historia, quienes encarnan a sus personajes llevándolos al máximo, desde los personas en su etapa de niñez hasta los adultos: Michiel Huisman, Carla Gugino Elizabeth Reaser, Henry Thomas, entre otros.

Si aún no le has dado la oportunidad a esta serie debes considerarlo de inmediato. En algunas plataformas como Rotten Tomatoes tiene una aceptación de 90% por quienes ya la vieron. Ten en cuenta que puede ser adictiva y prepárate para uno que otro susto; descubre los “easter eggs” que están por montones dentro de los capítulos y que, si eres un amante del género de terror y el cine, podrás descubrir fácilmente.

Algunos fantasmas de HIll House


La señora del cuello torcido

 

Este es el fantasma más evidente de todos, una vez llegamos al episodio correspondiente. La señora del cuello torcido es el fantasma más recurrente en los primeros episodios (y, probablemente, el que más miedo da), pero en el final del episodio 5 nos queda claro: este espectro es la propia Nell Crane, que después de morir ahorcada en Hill House, viajó hacia atrás en el tiempo para verse a sí misma en momentos clave de su vida. Por tanto, no era en sí misma una amenaza, sino una especie de alma en pena. ¿Cómo consiguió viajar en el tiempo? Pues es un enigma, pero desde luego no es lo más raro que hemos visto en Hill House.

Al menos, su estado fantasmal sirvió para salvar a sus hermanos en el episodio final. La piedad y el cariño de Nell fueron lo que los salvó de sus propios fantasmas dentro de la Habitación Roja.



 

La señora joven con traje antiguo - Poppy Hill

 

A medida que avanzan los episodios finales, queda claro que Poppy Hill es la "villana" de esta historia (con perdón de la propia casa, que es el verdadero enemigo). Como contaba la señora Dudley cuando vio su foto, Poppy estaba como un cencerro, así que fue enviada a un psiquiátrico. Allí conoció a William Hill (que también estaba loco y no tiene nada que ver con la casa de apuestas, ejem) y se enamoraron. Al irse a vivir a la mansión Hill y cuidar de sus hijos, comenzó a tener miedo de que estos se enfrentaran a los peligros del mundo exterior. Por eso, decidió matarlos, o como decía ella, "liberarlos", de tal forma que quedaran a salvo dentro de la casa. De hecho, el espectro del chico en silla de ruedas que se ve en un par de escenas es su hijo muerto.

Esa obsesión por poner a los niños a salvo es lo que mermó la consciencia de Olivia Crane: Poppy la convenció de que tenía que matar a sus propios hijos para que no se enfrentarán a los peligros del exterior y que ella misma se suicidara para liberarse de todas las preocupaciones.
 

Poppy Hill.


El hombre del bombín

 

El hombre del bombín es uno de los fantasmas que más aparecen y del que más se acaba sabiendo. Al principio, lo vemos como un espectro flotante, que golpea con su bastón el suelo y busca el bombín que el pequeño Luke Crane tenía en su habitación. Más adelante, el Luke adulto lo verá siempre de espaldas y con el bombín puesto, siguiéndolo en sus momentos más dramáticos.

El hombre del bombín.

Cuando el joven Hugh rompió el muro del sótano para averiguar qué eran esos ruidos parecidos a los de ratas, descubrió el esqueleto que se correspondía con el hombre del bombín: era William Hill, el marido de Poppy. Como hemos visto, este hombre también estaba loco y, tal como se cuenta en la ensoñación de Theo, acabó desesperado ante la presencia constante de fantasmas en Hill House. Por eso, él mismo se emparedó vivo en el sótano, con la esperanza de aislarse de los eventos paranormales. Pero no lo consiguió y tanto la culpa como la pena lo acompañaron allí dentro. Desesperado, intentó rascar los muros para derribarlos, pero no lo consiguió y falleció allí dentro.


La anciana - Hazel Hill

 

Este fantasma tiene apariciones más puntuales y quizá no es tan relevante para la trama, pero está íntimamente ligada con el resto de personajes. La anciana que aparece en el dormitorio es Hazel Hill, la hermana de Poppy. Ella se convirtió en la dueña de la casa y tuvo bajo sus órdenes a los Dudley. Según contó el señor Dudley, Hazel tenía un carácter muy tiránico y explotador, hasta el punto de que obligó a trabajar duramente a la señora Dudley durante su primer embarazo. Eso provocó que su primera hija naciera muerta y sus llantos los torturaran por las noches. Por eso, los Dudley decidieron no volver nunca de noche a la mansión.

A pesar de su mal carácter y de que, muy probablemente, también estuviera loca, Hazel Hill intentó avisar a los protagonistas acerca de que su hermana era una mentirosa y no podían fiarse de ella. ¿Un fantasma bueno? Hombre, tampoco diríamos tanto...

Hazel Hill.


Abigail, la hija de los Dudley

 

Este es un caso muy particular. A lo largo de casi toda la serie, Luke Crane se lamenta de que su familia nunca lo creyó cuando decía que tenía una pequeña amiga llamada Abigail. Lógicamente, como espectadores tendemos a pensar que es cierto que él la ve, pero que es el fantasma de una niña. Solo en la recta final de La maldición de Hill House descubrimos que Abigail era real... Y estaba viva. Era la segunda hija de los Dudley, a la que tenían custodiada en su propia casa, temerosos de los peligros del mundo exterior en general y Hill House en particular. Pero claro, mientras ellos trabajaban durante el día, ella se escapaba para jugar con Luke.

Abigail.

A partir del episodio 9, se nos revela que, efectivamente, Abigail se quedó a dormir con Luke en su habitación, la misma noche a la que Olivia "se le va la olla" del todo y decide matar a sus hijos gemelos. Hugh consigue frenar a tiempo a su mujer, pero Abigail ya había tomado un sorbo del matarratas y murió dentro de la Habitación Roja. Nada más ver su cadáver en el suelo, se muestra un plano de su fantasma, que contempla serio lo ocurrido. Es en ese momento cuando llegan los Dudley y descubren que su hija acaba de morir. Ellos piden a Hugh que no incendie la casa, ya que si lo hace no podrán volver a ver su hija, aunque sea en forma de fantasma. A cambio, ellos no contarán a nadie lo que hizo Olivia y los hijos de Hugh podrán vivir con un mejor recuerdo de su madre.

En el epílogo de la serie, vemos al señor Dudley, ya anciano, llevando a su mujer moribunda para que muera en Hill House. Así, su fantasma se quedará para siempre con Abigail y su bebé nonato. Tan espantoso como hermoso.

Temas

Comentarios

Te puede interesar