Espectáculos

Adamari López rompe en LLANTO en plena transmisión de “Un Nuevo Día”

Adamari López rompe en LLANTO en plena transmisión de “Un Nuevo Día”

Tras recordar uno de los momentos más dolorosos de su vida, Adamari López no pudo evitar llegar hasta la lágrimas durante una de las secciones de “Un Nuevo Día”.

Por La Verdad

03/09/2020 07:41

Durante una de las últimas emisiones del programa “Un Nuevo Día”, Adamari López no pudo evitar llegar hasta las lágrimas al recordar uno de los momentos más complicados y dolorosos de su vida.

Un conmovedor momento que inició durante una de las secciones de este programa de Telemundo, el cual llevaba como tema principal “Todo por mi hija” y donde las conductoras recordaron a sus padres.

Aunque Stephanie Himonidis y Celinés Toribio también recordaron algunos de los momentos más emotivos junto a sus padres; fue Adamari López quien no pudo evitar llegar al llanto al recordar a su fallecido padre.

“Mi papá está en el cielo pero pienso que siempre nos acompaña, su disciplina, su amor, su rectitud, su manera tan jocosa de decir las cosas, es algo que siempre recordaré”

Fueron parte de algunas de las palabras de la conductora, quien también aprovechó esta sección de “Un Nuevo Día” para recordar algunas de las anécdotas más divertidas junto a su padre, quien falleció cuando ella estaba embarazada de Alaia.

Adamari López rompe en llanto en “Un Nuevo Día”

De esta manera, Adamari López comentó que su padre siempre madrugaba debido a que trabajaba en una funeraria, razón por la cual ella llegaba a la escuela en el clásico coche fúnebre.

Adamari López rompe en llanto en “Un Nuevo Día”

Asimismo la conductora relató que su padre siempre que la llevaba a la escuela lo hacía anunciando al muerto, una tradición muy particular en Puerto Rico; que aunque en ese momento la avergonzaba, ahora ese recuerdo la hace lucir sus mejores sonrisas.

Te puede interesar Adamari López impacta a fans con su drástico cambio físico ¡Qué belleza!

Por último, Adamari López señaló que su padre fue su gran sostén para sobrellevar la muerte de su madre. Y sin importar su edad, él la llamaba todos los días a las cuatro de la mañana para asegurarse que ella fuera a trabajar a la televisora.