Secciones
Tercer Debate Presidencial en Mérida sin sorpresas
Elecciones 2018

Tercer Debate Presidencial en Mérida sin sorpresas

En el Tercer Debate Presidencial en Mérida, los candidatos a la presidencia de la República desperdiciaron una vez más la oportunidad de confrontar ideas y hacer planteamientos con sustento hacia el electorado.

por LaVerdad

Tercer Debate Presidencial en Mérida sin sorpresas

Tercer Debate Presidencial en Mérida sin sorpresas

La cita se cumplió y los candidatos a la presidencia de nuestro país se vieron las caras en el Tercer Debate Presidencial en Mérida programado en por el Instituto Nacional Electoral. Las magníficas instalaciones del Gran Museo del Mundo Maya en Mérida arroparon a lo que muchos han considerado como un momento definitivo en la actual carrera electoral.

Gabriela Warkentin, Leonardo Curzio y Carlos Puig fueron los moderadores quienes tuvieron la encomienda de encauzar en el Tercer Debate Presidencial las ideas de Ricardo Anaya Cortés, José Antonio Meade Kuribreña, Andrés Manuel López Obrador y Jaime Rodríguez Calderón “el Bronco” a través de los 3 bloques programados, dividido cada uno en dos segmentos.

En esta ocasión el formato cambio de nuevo, teniendo a los candidatos sentados en semicírculo y de frente a ellos a los moderadores a manera de una mesa redonda. Previamente a través de las redes sociales el público envío preguntas que fueron aglutinadas para ser presentadas a los candidatos, ya que en esta versión las preguntas fueron personalizadas en un primer momento para cada abanderado.

En el primer segmento del primer bloque, los presidenciables hablaron sobre crecimiento económico y en el segundo segmento sobre pobreza y desigualdad.

Anaya abrió con el tema de impuestos, sobre el cual se pronunció que no los incrementaría y revisaría el gasto público. Ofreció duplicar el salario mínimo y mencionó que un obstáculo para que la economía crezca es la corrupción. El panista tuvo que ser interrumpido por el  moderador Puig porque cambió su discurso para traer a colación la campaña de ataques de la que se dice objeto, tema que no era el que se estaba ventilando.

La pregunta concreta hacia Andrés Manuel fue si tenía algún plan alterno a la cancelación del TLCAN y su discurso versó sobre la corrupción, muletilla que adoptó para gran parte de la noche, dijo que al año se roban 500 mil millones de pesos al año por lo que la combatiría, además bajaría el sueldo a funcionarios y no habría gasolinazos.

José Antonio Meade dijo que apoyaría a mujeres y familias no sin antes desearle suerte a la Selección Mexicana de fútbol en Rusia. Propuso que la seguridad social sea deducible para los patrones y arremetió contra López Obrador.

“El Bronco” insistió en que nunca propuso eliminar el salario mínimo sino incrementar el ingreso básico a 350 pesos diarios y para lograr eso quienes ganen menos de 12 mil 500 pesos al mes no pagarían el ISR.

En la mesa de discusión que versó sobre desigualdad y pobreza se les cuestionó sobre programas sociales. Meade Kuribreña, dijo que el principal problema en la pobreza es el tema educativo, por lo que se debe resolver primero este problema. Anaya Cortes pidió dejar de utilizar los programas sociales para controlar a las personas en extrema pobreza. López Obrador insistió de nuevo que se debe poner fin a la corrupción primero para disminuir la pobreza Jaime Rodríguez se volvió a pronunciar en contra del asistencialismo.

Para la discusión sobre Educación, ciencia y tecnología, “el Bronco” destacó que los candidatos no tienen que ser todólogos y defendió la educación a distancia como una alternativa para poder estudiar y trabajar. AMLO reiteró su postura de cancelar la Reforma Educativa “en su esencia” por lo que el candidato Meade respondió que de hacerlo sería cancelar el futuro de los niños y propuso escuelas de tiempo completo con presupuestos propios. Anaya ofreció inglés para todos los niños y trato justo a los maestros.

Ricardo Anaya se comprometió con una tableta o un celular para cada mexicano, así como internet gratuito en todos lados, buscando acortar la brecha tecnológica; mientras que AMLO enfocó su propuesta en fortalecer al Conacyt. Meade propuso generar las condiciones para que los mexicanos tengan un marco en las universidades y el sector privado.

De nueva cuenta el segmento termina con ataques de Anaya contra López Obrador y de Pepe Meade también hacia este último.

Con unos moderadores intentando que los candidatos no pierdan el piso en los segmentos, llegó el momento de hablar sobre salud, desarrollo sustentable y cambio climático; momento en el los ataques y referencias fuera del tema fueron más evidentes entre los presidenciables. Difícil recordar alguna propuesta rescatable en este bloque.

En el subtema de desarrollo sustentable y cambio climático “El Bronco” generaría una condición de equilibrio entre el turismo y el ecoturismo mientras que de ganar la presidencia Ricardo Anaya apostaría a las energías renovables y no las nucleares, sin embargo a José Antonio Meade Éstas últimas le parece que podrían ser materia de evaluación para su uso. Andrés Manuel  apuesta por la reforestación a base árboles frutales.

Finalizando el cara a cara, cada candidato externó su mensaje final, unos aferrándose a las encuestas y otros desdeñándolas pero todos invitando al público a votar por ellos como la mejor opción. Un formato en el que no se vio cómodos a los candidatos, con unos moderadores que no dudaron en interrumpirlos cuando empezaban a divagar en los temas o se salían de los mismos.

Nuevamente los discursos ensayados y que incluso forman parte de promocionales de radio o televisión, propuestas que no terminan de ser sustentadas con datos duros por lo que quedan como meros buenos deseos… sólo recordemos lo que reza un viejo refrán: que de buenas intenciones está empedrado el camino al infierno.

Para resumir este ejercicio: tuvimos a un Andrés Manuel con el discurso anticorrupción como la panacea para todos los males del país, a un Ricardo Anaya preocupado por las filtraciones de los últimos días, un José Antonio Meade centrando sus ataquen en López Obrador para intentar bajarlo del primer lugar y a un Jaime Rodríguez que sabiendo que no tienen nada que hacer sólo asiste a divertirse.

Temas

Comentarios

Te puede interesar