Secciones
Anaya estuvo a punto de faltar al tercer debate presidencial
Elecciones 2018

Anaya estuvo a punto de faltar al tercer debate presidencial

El Ricardo Anaya tenso y enojado que se vio durante el tercer debate presidencial tiene un motivo. El candidato estuvo a punto de no asistir al encuentro como protesta, rumbo a las elecciones 2018

por LaVerdad

Anaya estuvo a punto de faltar al tercer debate presidencial

Anaya estuvo a punto de faltar al tercer debate presidencial

El candidato a la Presidencia de la República de la coalición Por México al Frente, Ricardo Anaya Cortés, estuvo a punto de no asistir al tercer debate presidencial organizado por el Instituto Nacional Electoral (INE) en la ciudad de Mérida, Yucatán, rumbo a las elecciones 2018.

Y es que en esta ocasión el aspirante del Frente se notó más tenso y enojado que en los debates anteriores. El motivo fue que sostuvo una reunión durante la tarde y noche del pasado martes para analizar la cancelación de su participación en el debate como un modo de protesta ante los ataques en su contra.

Esa tarde desde la PGR se había aceptado y turnado la denuncia de Ernesto Cordero a la SEIDO para abrir una carpeta de investigación y también en la página anónima elcasoanaya.com, 15 minutos antes del inicio del debate compartió el video completo en el que supuestamente Juan Barreiro se encuentra planeando con una empresaria argentina el financiamiento ilegal para la campaña de Anaya.

El enojo del equipo de campaña de Ricardo Anaya se elevó a tal nivel que se consideró la opción de no asistir al tercer debate y difundir un mensaje para condenar la "guerra sucia y los ataques desde el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto en su contra", a unas horas antes de que diera inicio el tercer encuentro.

Los colaboradores cercanos al candidato confirmaron que Anaya estaba molesto y propuso ausentarse de sorpresa al último debate presidencial para exhibir los ataques del gobierno en su contra.

Después de analizar las opciones se optó por participar en el último debate presidencial para aprovechar el foro y la audiencia para denunciar la persecución en su contra.

Al inicio del debate Anaya se vio tenso y hasta desconcentrado como en ninguno de los otros dos debates en donde lo caracterizó la precisión y contundencia.

Cuando se enfrentó con José Antonio Meade, que lo señaló como el único indiciado, Anaya estalló:

"He sido blanco de una campaña brutal de ataques, de mentiras, por una razón simple: me atreví a decir que, cuando sea presidente de México, habrá una fiscalía autónoma para investigar al presidente Enrique Peña Nieto... Quiero decirles que no les tengo miedo".

El panorama se muestra complicado ya que, a 15 días de las campañas, solo queda observar si todos estos ataques lograrán quitarle puntos al candidato.

Temas

Comentarios

Te puede interesar