Economía

Origen del outsourcing en México y sus problemáticas

Origen del outsourcing en México y sus problemáticas

Conoce la historia del origen del outsourcing en el mundo y en nuestro país, cuáles son los problemas que ha generado su desarrollo.

Por Raúl Luna

09/05/2021 09:46

El origen del outsourcing o tercerización se remonta al Estados Unidos de mediados del Siglo XX. Algunos expertos sugieren que la tendencia apareció en la década de los 40, coincidiendo con el fin de la Segunda Guerra Mundial.

Recordemos brevemente que el outsourcing es una técnica de administración que consiste en transferir a terceros (otra empresa) los procesos complementarios de una organización que no forman parte del giro principal de su negocio, con el objetivo principal de ahorrar costes de personal y de incrementar la productividad a través de personal especializado.

Se sabe que ya desde los tiempos de Henry Ford, en los años 30, la alta demanda del famoso Modelo T llevó al pionero de los automóviles a subcontratar a otras empresas para fabricar algunas partes. 

México ofrecía mano de obra barata a cambio de recibir grandes inversiones extranjeras incluso antes del origen del outsourcing.

Fue hasta los años ochenta cuando la sociedad capitalista se dio cuenta de que era más conveniente entregar ciertos procesos a terceros a que poner esas responsabilidades sobre las empresas

A lo largo de las décadas el modo de emplear el outsourcing ha ido evolucionando junto con las necesidades de las organizaciones, de tal suerte que hoy día es una práctica de lo más común e imprescindible para cualquier empresa que aspire a lo grande.

El avance de las tecnologías de información y de los sistemas de comunicación a partir de la década de 1990 facilitaron la aplicación de esta herramienta de gestión en su modalidad a distancia, incrementando los potenciales beneficios para las organizaciones.

Con este punto de partida, en este artículo de La Verdad Noticias trataremos de entender cuál es el origen del outsourcing en el contexto de nuestro país y cuál ha sido su proceso de desarrollo.

Origen del outsourcing en México

Origen del outsourcing en México.

El origen del outsourcing en México fue en la administración del presidente Felipe Calderón Hinojosa (2006-2012), cuando la tercerización fue incluida dentro de la Ley Federal del Trabajo, como una alternativa a los problemas de rotación e incremento de producción en las empresas.

El modelo de tercerización ha causado ciertas controversias con el paso de los años, pues existe la creencia, aún no descartada, de que las empresas se aprovechan del outsourcing para evadir impuestos y ahorrar en gastos de seguridad social y prestaciones laborales para los empleados.

No obstante, el esquema está contemplado en la Ley del Seguro Social (LSS), específicamente en los numerales 12, fracción I y 15-A, que advierte: “Aquellas compañías que utilizan los servicios de subordinados contratados  por  otras,  son responsables  solidarias  del  cumplimiento  de  los deberes que la LSS y sus reglamentos imponen a los patrones”.

Entonces, ¿cuál ha sido el problema con el outsourcing en México?  La evasión fiscal y el incumplimiento de las obligaciones con los trabajadores son solo parte de la respuesta. El trabajador no tiene una relación laboral en el lugar donde trabaja, por lo que no puede generar antigüedad, recibir utilidades ni aspirar a una promoción.

En 2020, el director del Infonavit, Carlos Martínez Velázquez, estimó que poco más de medio millón de créditos hipotecarios en México estaban sujetos a un tipo de “subcontratación ilegal”, lo que en resumidas cuentas retrasa hasta cuatro años la posibilidad del trabajador de poder conseguir un crédito, y tardará hasta 10 años más en poder pagarlo.

Desarrollo del outsourcing en México

Millones de personas han sido empleadas bajo este esquema desde el origen del outsourcing en México.

Desde el origen del outsourcing legal en el país, la Ley Federal del Trabajo establece las siguientes reglas:

  • La subcontratación no puede abarcar la totalidad de las actividades que se desarrollen en la empresa
  • El outsourcing de servicios debe justificarse por su carácter especializado.
  • Este esquema de subcontratación no puede comprender tareas iguales o similares a las que realizan el resto de colaboradores de la empresa contratante.
  • Los contratos que se celebren entre la compañía que solicita los servicios y la empresa contratista debe quedar por escrito.
  • La organización que contrate los servicios debe cerciorarse de que la contratista cumpla las disposiciones de seguridad, salud y medio ambiente con los trabajadores.

Más allá de lo que dice la ley y de la importancia del outsourcing para las empresas en México, por desgracia existen compañías que no registran a sus trabajadores ante el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS). Otras empresas grandes contratan a pequeñas compañías para evitar reclutar personal, por lo que, ante la ley, no tienen trabajadores a los que deban pagarles utilidades.

Se estima que en la actualidad hay unos 8 millones de trabajadores mexicanos bajo este esquema, lo cual representa una pérdida de 50.00 millones de pesos en concepto de pagos de Seguro Social.

Desde 2020, el gobierno de Andrés Manuel busca reformar la Ley Federal del Trabajo, la Ley del Seguro Social y la ley tributaria del país para introducir normativas que erradiquen todos estos problemas que surgieron desde el propio origen del outsourcing en México.

Síguenos en Google News, Facebook y Twitter para mantenerte informado.

Temas