Secciones
La 4T busca revivir a Pemex con un billón de pesos
Economía

La 4T busca revivir a Pemex con un billón de pesos

Se estima derrama de un bdp con un nuevo esquema de contratos; destinará 80% para exploración; el resto, para logística y refinación.

por LaVerdad

La 4T busca revivir a Pemex con un billón de pesos

La 4T busca revivir a Pemex con un billón de pesos

La dirección de Petróleos Mexicanos (Pemex) dio a conocer al Consejo de Administración para su aprobación el Plan de Negocios de la petrolera y empresas productivas subsidiarias 2019-2024, en el cual estima una derrama económica entre proveedores y contratistas de aproximado un billón de pesos en los primeros tres años de la administración.

El mayor número, 800 mil millones, serían canalizados a exploración y producción por medio de un nuevo esquema de negocios, el uso o empleo de contratos de servicios integrales de exploración y extracción (CSIEE) que cuentan con ventajas.

Conserva la titularidad de la asignación y sigue como operador, pero, sobre todo, "reporta para sí en sus libros contables y consecuentemente para el país, 100% de las reservas petroleras que se encuentren, así como la producción obtenida con la perforación y desarrollo de nuevos campos".

Otros 200 mil millones de pesos van a ser destinados para áreas prioritarias como refinación y logística, de los cuales 97 mil 537.5 millones van a ser canalizados para la contratación de trabajo de mantenimiento, rehabilitación y reconfiguración de las refinerías de Pemex y para la construcción de Dos Bocas, Tabasco.

Se tiene estimado que entre 2019 y 2021, otras de las zonas importantes, logística, va a llevar a cabo una derrama cercana a 15 mil 512.8 millones de pesos. El resto va a ser para las otras unidades de negocio de Pemex.

El documento que va a ser aprobado durante la sesión del consejo, y al cual tuvo acceso EL UNIVERSAL, hace el planteamiento de la importancia de recuperar niveles de producción de petróleo, crudo y gas, con la participación de terceros, por medio de contratos CSIEE, "para optimizar la explotación y el aumento en la producción".

Por medio de este tipo de contrato, cuyo plazo máximo de vigencia puede variar entre 15 y 25 años, Pemex brinda a los contratistas una remuneración por medio de una tarifa en dólares por unidad de hidrocarburo producido (barriles y millones de BTU para el caso del gas), que se creará a partir del flujo de efectivo disponible por cada proyecto.

La tarifa se va a ajustar en función de la variación de los costos de acuerdo a los indicadores del mercado. Lo que significa "a mayor producción incremental, mayor tarifa pagada".

Cada contrato tendrá una cuenta segregada o fideicomiso para garantizar la administración independiente de los recursos. De esta manera, es probable disminuir sistemáticamente tarifas y costos hasta 30% en materia de contratación, toda vez que es probable incorporar actividades industriales que antes se contrataban con distintos proveedores.

Como parte del desarrollo de infraestructura petrolera, los contratistas van a poder acumular plataformas petroleras con ductos y obras electromecánicas, y en perforación añadir equipos de perforación, logística y tripulación.

La inversión es una prioridad. La derrama económica que Pemex espera brindar a proveedores y contratistas, vía gasto de inversión para las actividades de exploración y producción rebasa los 800 mil millones de pesos en los primeros tres años de gobierno, cálculo basado en los presupuestos asignados por la Secretaría de Hacienda para 2019, 2020 y 2021, y contemplando apoyos gubernamentales y beneficios fiscal que espera recibir, los cuales pueden ser movidos 100% a inversión.

Según el cronograma del lanzamiento del nuevo modelo de negocios para las actividades de exploración y producción, que se empezó con los 22 nuevos campos petroleros y se ampliará al desarrollo de 148 campos en el sexenio, en octubre del presente año se realizará el grueso de las licitaciones.

Para el mes de abril de 2020 se anunciará el fallo y la suscripción de los primeros 40 contratos, con lo que se busca detonar la perforación de pozos y el desarrollo de campos petroleros de manera masiva.

Con esto, según el Plan de Negocios, se estima contar con las condiciones para asegurar que el esquema sea aceptable para que los bancos y fondos de inversión financien los proyectos en cuestión.

Con esta estrategia, Pemex tiene el compromiso de desarrollar de manera acelerada campos descubiertos, disminuir costos de contratación, integrar reservas de alrededor de mil 500 millones de barriles por año, aumentar la actividad de perforación y reparación de pozos en los campos en explotación con reservas 2P, así como incrementar los niveles de producción a 2.5-2.6 millones de barriles por año al cierre de la administración.

Temas

Comentarios