Economía

Contrato de Outsourcing: ¿Para qué sirve y que debe contener?

¿Qué es un contrato de outsourcing?

¿Qué es un contrato de outsourcing?

El contrato de outsourcing es el aspecto legal al que se somete la empresa que prestará el servicio a otra empresa.

Por Lucero Cetina

14/05/2021 03:07

El contrato de outsourcing es, en esencia, un contrato de prestación de servicios entre empresas mediante el cual se regula la subcontratación o externalización de los procesos de negocio que la empresa contratante no puede asumir.

La contratación del outsourcing se lleva a cabo por no tener un departamento especializado o personal cualificado para desarrollar una determinada tarea, o bien porque la realización de la misma de manera interna supondría una elevada inversión. A continuación La Verdad Noticias te explica la importancia de este documento.

¿Qué es un contrato de outsourcing?

¿Qué es un contrato de outsourcing?

El contrato es un medio para establecer las responsabilidades de ambas partes, con una terminología adecuada y una estructura comprensible. Además se deberá dejar constancia de cuestiones como el personal que participará en el servicio, los términos de pago o los plazos y condiciones del traspaso de funciones a la finalización del servicio.

Tan importante como el servicio de outsourcing, y características, a contratar, son los aspectos legales del acuerdo que se suscribe con la empresa que presta el servicio.

¿Cuáles son los elementos de un contrato de outsourcing?

Elementos del contrato de outsourcing

Existen 5 puntos clave que deben quedar reflejados en los contratos de outsourcing:

  • Términos del acuerdo de externalización de servicios

El contrato debe definir cuestiones tales como el tipo de servicios que se van a prestar y la duración de los mismos. Además deberá recoger aspectos como la condiciones de cesión, gestión y recuperación de servicios, la propiedad intelectual o las condiciones previstas para la resolución del contrato y las penalizaciones en caso de incumplimiento del mismo.

  • Nivel y profundidad del servicio de outsourcing

El acuerdo de externalización de servicios debe establecer el ámbito de aplicación del servicio: operación, mantenimiento, desarrollo... etc. y los procedimientos que se emplearán para llevarlo a cabo.

  • Personal y activos empleados en la prestación del servicio

El contrato establecerá quiénes formarán parte del equipo, cuántos miembros pertenecen a la empresa contratante y cuántos a la empresa de outsourcing. Además de los recursos humanos, el acuerdo definirá qué recursos tangibles e intangibles, que siendo propiedad de la empresa contratante, se traspasaran a la empresa de outsourcing y si éstos serán recuperados a la finalización del contrato.

  • Términos de cargos y pagos del servicio

El plan de pagos deberá establecer la manera en que se pagarán los servicios (precio fijo, variable o mixto) y los plazos en que se ejecutarán dichos pagos (periódico, mensual, por consecución de objetivos...etc.).

  • Términos de rescisión del contrato de prestación de servicios

Otro de los puntos fundamentales son los mecanismos de rescisión y salida del mismo, garantizando la transferencia de activos y del servicio a la finalización del mismo. El contrato deberá definir los plazos para la rescisión o no renovación del servicio (a seis meses, uno o dos años de la firma del acuerdo...etc.), los plazos de preaviso de resolución y las compensaciones o penalizaciones económicas en cada uno de los casos posibles.

¿Qué tipos de contrato de outsourcing existen?

De acuerdo con la naturaleza del Outsourcing puedes encontrar distintos tipos que varían en función del grado de involucración y responsabilidad que se cede a la empresa subcontratada, por ejemplo:

  • Co-Sourcing

Ambas empresas, la empresa que delega y la subcontratada, comparten las responsabilidades y los riesgos que surjan del desarrollo de la actividad en cuestión.

  • Off – site

En este caso, los servicios se desarrollan en las instalaciones de la empresa subcontratada, es decir, la que prestará el servicio de Outsourcing.

  • Off-Shoring

A este tipo de Outsourcing comercial se le conoce más comúnmente como deslocalización. Se da cuando la externalización recae en una empresa que se encuentra en el extranjero. Por norma general, porque ofrece menores costes.

  • In- house

Es el tipo de Outsourcing contrario a la tipología Off – site, es decir, los servicios externalizados se siguen realizando en las instalaciones de la empresa contratante, aunque los ejecuta una empresa externa.

En cualquiera de las modalidades que se preste el servicio, es importante firmar un contrato de outsourcing para delimitar las responsabilidades de las partes.

Síguenos en Google News, Facebook y Twitter para mantenerte informado.

Temas