Secciones
Ajuste de presupuesto hará que se administren mejor los gobiernos
Economía

Ajuste de presupuesto hará que se administren mejor los gobiernos

Independientemente del origen del recorte, lo que se está dando es la reasignación con mucha orientación social y Yucatán no se encuentra fuera 

por LaVerdad

Ajuste de presupuesto hará que se administren mejor los gobiernos

Ajuste de presupuesto hará que se administren mejor los gobiernos

Se están dando muchos ajustes con el presupuesto federal 2019, no solo para Yucatán; hubo una reasignación de las asignaciones en los estado, y a diferencia de otros años, las participaciones ya formaron parte integral del presupuesto de este año, lo que tendrá que hacer que se administren mejor los gobiernos de los estados, sino que además tendrán que ser más cuidadosos con la aplicación de los recursos en general, expresó el presidente de la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio, Servicio y Turismo (Concanco), José Manuel López Campos.

De manera particular en Yucatán, dijo, está contando con menos ingresos por participaciones que en años anteriores, “por lo que el dicho de hacer más con menos, que volverán criticas algunas partidas y se hará una realidad lo de la austeridad republicana”.

Indicó que independientemente del origen del recorte, lo que se está dando es la reasignación con mucha orientación social.

“Hay muchos programas que consumen mucho recurso que están orientados a lo social, como infraestructura, sobre todo en esta parte del país, porque muchos de estos proyectos están en el sur-sureste, por lo que de algún lado se tendrán que ajustar los ingresos y los egresos”, manifestó.

Indicó que preocupa alguna de las medidas que se están tomando en la aplicación, “porque para que haya un presupuesto sin déficit fiscal y sin nuevos préstamos para la administración pública, habrá que haber una mayor recaudación y ahí quisiéramos pensar (las cámaras empresariales) que se va a hacer un esfuerzo serio en ampliar la base de contribuyentes y no que sea la misma base de los que siempre contribuyen”.

Señaló López Campos que esta es una parte muy importante, porque no se debería de disociar lo que es el esfuerzo recaudatorio del beneficio social de los programas, “pero en un país en el que el 60% de los empleos está en la informalidad, necesita hacer un esfuerzo serio en materia de formalidad económica”.

Comentó que pese a lo que podría pensarse con los programas sociales de que podrían fomentar la informalidad, se tiene que hacer un esfuerzo paralelo entre el objetivo y las causas que lo origina.

“Cuando hablamos de 2 millones 600 mil jóvenes de 18 a 29 años, programa en el que está trabajando activamente Concanaco, donde van a recibir mil 300 pesos, un poco más del salario mínimo, y los que regresen a la escuela van a recibir 2, 400 pesos, estamos hablando que van a tener una ocupación y un ingreso, lo cual es mejor, porque va a fortalecer el consumo local y regional”, dijo.

Sin embargo, expresó que esto debería de existir paralelamente la creación de fuentes de empleo, no solo la capacidad de ofrecerles un sueldo.

“Estas personas se van a ocupar en empresas que ya existen, los jóvenes serán aprendices y las empresas tutores, se les va a capacitar para desempeñar un oficio y se van a certificar en las habilidades que adquieran durante los 12 meses que van a recibir el apoyo”, dijo.

López Campos indicó que si no hay una generación de nuevos empleos, la pregunta es ¿qué vamos a hacer con estos jóvenes que ya podrán desempeñar un oficio y que no tienen empleo?

“Por eso no vemos con buenos ojos, el que se hayan cancelado programas como el del Inadem, que tenía el propósito desarrollar a los emprendedores, que se autoemplean, sino la creación de nuevos negocios con innovación, que podrían generar más y mejores empleos que tanto se necesita”, indicó.

Manifestó que si ciertamente se apoyarán a 2 millones 600 mil jóvenes, pero que una cantidad igual al 50 por ciento, 1 millón 300 mil son los que se incorporan anualmente a la población económicamente activa, “es una carrera contra el tiempo, en la que la única manera de ganar, para que haya desarrollo económico y no solo crecimiento, es que se generen más empresas, que produzcan más empleos y mejor remunerados”.

De manera particular en Yucatán se cuenta con menos ingresos por participaciones que en años anteriores.

“La automatización, la digitalización son procesos que la modernidad que nos han hecho más llevadera la vida, pero que están dejando sin empleo a muchas personas; la simplificación administrativa, también es un proceso en donde se va a requerir menos personas en las empresas, y en consecuencia lo que tenemos que generar más y mejores puestos de trabajo”, mencionó.

Aclaró que el sector empresarial no fue consultado en la elaboración del presupuesto, por lo que le propondrán al Presidente de la República que en los siguientes ejercicios, “la construcción del presupuesto, sobre todo cuando no tiene oposición en las cámaras legislativas, se pueda realizar con mayor anticipación en la que participen quienes están a cargo de la productividad en el país, las empresas son las que generan los empleos y que genera los impuestos que se equilibra en el gasto público, en proyectos sociales o de impulsos a regiones del país, si quisiéramos una mayor participación, en esta ocasiones hay aspectos en los que no podemos estar de acuerdo. No se está estimulando la productividad, el presupuesto tiene muchas ventajas en cuanto que es austero y que no hay nuevos impuestos o que nos e está contratando en nueva deuda, que en términos generales lo vemos bien, pero le quisiéramos apostar más a la productividad y promoción para el crecimiento para el desarrollo económico del país”.

Temas

Comentarios