Secciones
Zarigüeya es rescatada que se encontraba herida, joven le salva la vida
Ecología

Zarigüeya es rescatada que se encontraba herida, joven le salva la vida

Un joven encontró una zarigüeya herida que estaba en la calle, la rescata y le salva la vida mientras sus amigos lo graban. Aquí te decimos cómo podemos ayudarlas.

por La Verdad

Hay que aprender a ser responsables con la naturaleza. Foto: La Verdad / cortesías

Hay que aprender a ser responsables con la naturaleza. Foto: La Verdad / cortesías

El joven que ha protagonizado este vídeo, fue captado medio de una fuerte lluvia, yendo al lugar donde la zarigüeya se encontraba herida, acto seguido la rescata y le salva de haber muerto en el lugar. Este hecho sucedió en medio de fuertes lluvias, la zarigüeya se encontraba en la corriente, agotada, pero un samaritano decidió rescatarla para poder llevarla a un lugar seguro.

Muchos marsupiales como es el caso de la zarigüeya, se quedan varados en las corrientes de agua ya que acostumbran a desplazarse por el suelo, muchas otras, son crías que se han perdido y por esto, no tienen mucha fuerza. Aquel día, unas fuertes lluvias se registraron en toda la ciudad y se formaron pequeños aniegos en las pistas. Un grupo de amigos que caminaba por el lugar, notó la presencia del marsupial que luchaba por salir del agua.

Con mucho cuidado, el protagonista de Facebook se acercó al animal para intentar ayudarlo. De pronto, se sacó el polo para poder agarrarlo sin problemas ante el temor de recibir un inesperado ataque por parte de la zarigüeya.

Joven y marsupial.
El audaz joven no duda en ayudar al marsupial. Foto: Facebook

¿Cómo podemos ayudarlas?

Lo importante es informarse adecuadamente sobre la verdadera naturaleza de este marsupial, antes de caer en ideas erróneas. Muchas creencias populares le han dado una imagen negativa y alejada de la realidad. 

Las zarigüeyas NO SON ZORROS, COMADREJAS O RATAS; éstos son animales de diferentes órdenes y géneros, con características y hábitos también diferentes. Tampoco son auténticos depredadores.

Marsupial no es rata.
Este pequeño animal, no es una rata. Foto: flickr

No son agresivas en estado silvestre, más bien son asustadizas y escurridizas. No presentan mayor riesgo de salud que otros mamíferos, y en general tienen hábitos de conducta que pueden ser más benéficos que perjudiciales. Por ejemplo, siendo omnívoros, pueden comer todo tipo de insectos, reptiles, larvas y ratones, que a veces abundan en los patios y solares. 

Pueden consumir fruta muy madura, restos de comida e incluso carroña, con lo que contribuyen a limpiar el entorno. Gracias a su sistema inmune, pueden fungir como eficaz “barrera” biológica a algunas enfermedades de potencial transmisión al hombre.

 

Reglas para no tener zarigüeyas cerca

Siendo animales nocturnos, rara vez sus excursiones interfieren con nuestras actividades cotidianas. Si aún así, no deseamos la visita de este marsupial, basta con seguir unas simples reglas de higiene y limpieza, a fin de desalentar su presencia. Por ejemplo, por las noches es conveniente:

  • No dejar fuentes de comida a la intemperie.
  • Tapar botes de basura.
  • Limpiar los patios recogiendo frutas caídas en el piso.
  • Tapar agujeros y hoyos que puedan servir como madrigueras potenciales.

Las zarigüeyas son animales errantes y vagabundos. Rara vez permanecen más de unos días en un mismo lugar. Por lo que si alguna de ellas ha buscado refugio en nuestro patio, podemos estar seguros de que se irá; a menos que se trate de una hembra preñada, probablemente tardará un poco más, pero a final de cuentas también se retirará.

TE PUEDE INTERESAR:Presentan historias de héroes al rescate de los animales

Si aprendemos a convivir con la fauna de nuestro entorno, podemos evitar prácticas crueles, que no solo atentan en contra de la naturaleza o de estas pequeñas zarigüeyas, sino que además alteran el equilibrio ecológico y nos denigran como especie, pues nos vuelven indiferentes e insensibles al sufrimiento de los demás seres vivos.

Temas

Comentarios