Secciones
Xoloitzcuintle ícono nacional prehispánico
Ecología

Xoloitzcuintle ícono nacional prehispánico

Los ancestros consideraban el can encargado de llevar a las almas de los difuntos hasta el más allá

por Yaris Anaya

Xoloitzcuintle ícono nacional prehispánico

Xoloitzcuintle ícono nacional prehispánico

El perro azteca, mexicano al cien por ciento xoloitzcuintle nombre proveniente del náhuatl Xólotl que significa extraño e itzcuintli que significa perro, era considerado como símbolo sagrado en la cultura maya y nahua, que estuvo relacionado de igual forma con el gemelo de Quetzalcóatl, un dios de los espíritus al que se le inmiscuía con la muerte, la oscuridad y el inframundo.


Los ancestros consideraban el can encargado de llevar a las almas de los difuntos hasta el más allá, sacrificándolos y enterrándolos junto con los muertos que tenían la misión de trasladar.


Entre las peculiaridades de este perro es que algunos nacen con pelo y otros totalmente sin él y sin dientes, destacan tres diferentes tamaños, el miniatura, estándar y mediano y deben ser cuidados tanto de los rayos solares como del frío, pues la delgadez de su piel los hace una especie delicada.


Poseen un torso delgado que no alcanza los 20 kilos, dependiendo del tamaño, pues los ejemplares miniatura no sobrepasan los cinco, ojos saltones y alargados, orejas en forma de triángulo y cuello estirado, ladran y gimen escasas veces y es de los canes más amigables, sociables, nobles e inteligentes que existen en el mundo.

Comentarios