Secciones
Toxica flecha azul.
Ecología

Tóxica flecha azul

La rana flecha azul, posee una serie de manchas oscuras en la piel que siguen un patrón único para cada rana y distinguen a unos individuos de otros.

por MarinaRosales

Toxica flecha azul.

Toxica flecha azul.

La rana flecha azul, pertenece a la familia de los dendrobatidae, anfibios diurnos que viven en zonas selváticas. Puede presentar varios colores que van del azul claro a tonalidades púrpura. Es este color el que advierte a los depredadores de su toxicidad, además posee una serie de manchas oscuras en la piel que siguen un patrón único para cada rana y distinguen a unos individuos de otros.

La rana flecha azul, pertenece a la familia de los dendrobatidae.

Son muy territoriales y agresivas, tanto con los miembros de su misma especie como con otros animales. Una de las características más llamativas de esta especie, es que las glándulas de su piel segregan toxinas que utilizan como defensa frente a sus atacantes potenciales.

Esta rana es muy pequeña, ya que mide entre 40 y 50 mm de longitud, se diferencia el macho de la hembra por ser este más pequeño, delgado y cantar en la etapa adulta.

Vive en el sur de Surinam, en la sabana de Sipaliwini y también se puede ver a lo largo de las fronteras del país vecino, Brasil, a altitudes de entre los 300 y los 400 metros sobre el nivel del mar. Su distribución, muy limitada, así como la destrucción del hábitat, la han puesto en una situación vulnerable.

Vive en el sur de Surinam, en la sabana de Sipaliwini.

Datos

Es insectívora, se alimenta de moscas, hormigas, arañas, termitas, gusanos y orugas.

La talla oscila entre 40-50 mm de longitud, por lo que es considerada como una de las Dendrobates más pequeñas.

Estas ranas se reproducen en tiempo de lluvias, de febrero a marzo.

El cortejo consiste en un leve sonido, similar a un zumbido, que produce el macho desde el escondite; la hembra le corresponde y se acerca a él, acariciándole con sus patas delanteras.

Pueden llegar, no obstante a poner 13 o 14 huevos, hasta tres veces al mes.

El veneno paraliza y en ocasiones mata al depredador.

La metamorfosis dura unas doce semanas.

De hábitos terrestres, solitarios y diurnos, esta rana se mantiene siempre cercana a lugares con agua.

Las glándulas de veneno localizadas en su piel sirven como mecanismo de defensa frente a potenciales depredadores.

Temas

Comentarios