Ecología

Tortugas enfermas son salvadas de la contaminación de plástico en los océanos

Tortugas enfermas son salvadas de la contaminación de plástico en los océanos. Foto:El Faro de Ceuta

La contaminación de plásticos incrementa la cantidad de tortugas enfermas que habitan en los océanos.

Por Lucero Cetina

17/03/2021 01:35

Cada año, el hospital de tortugas marinas en Brancaleone pone a salvo alrededor de 50 tortugas enfermas por haber ingerido plásticos; La Verdad Noticias te invita a conocer el gran daño que este tipo de contaminación representa y el incremento de tortugas enfermas que se reportan alrededor del mundo.

¿Cómo afecta el plástico a las tortugas?

Se estima que cada año entre 5 y 13 millones de toneladas de plástico terminan en los océanos. A finales de febrero del 2020, los cuidadores del Centro de Recuperación de Tortugas Marinas lanzaron al mar una tortuga enferma con tres aletas apodada Futura.

Tortugas enfermas por ingerir plásticos. Foto: El resaltador

Futura, una tortuga boba (Caretta caretta), había quedado atrapada en una red de nailon y una cuerda que apretaba una de sus aletas delanteras. El hospital se vio obligado a amputar una de sus aletas.

Las tortugas enfermas, a menudo confunden el plástico con comida porque se parece físicamente y, como descubrió un estudio, puede oler a comida. El plástico puede asfixiarlas y perforar sus órganos internos. Y cuando las tortugas quedan atrapadas en las redes, a menudo se ahogan, ya que no son incapaces de salir a la superficie para tomar aire.

En un esfuerzo por reducir la cantidad de plástico en el océano, los voluntarios del centro de recuperación organizan limpiezas semanales de la playa. Los estudios muestran que, aunque las limpiezas de playas tienen pequeños beneficios locales, no hacen mucho para acabar con el problema mundial del plástico.

Los investigadores están de acuerdo en que la limpieza de playas es una forma importante de crear conciencia sobre el problema de la contaminación.

¿Qué enfermedades transmiten las tortugas?

Las tortugas, aunque se vean sanas y limpias, pueden portar bacterias Salmonella en sus excrementos. Estas bacterias pueden propagarse fácilmente al cuerpo de las tortugas enfermas, así como al agua del tanque y sus hábitats.

De acuerdo con los hallazgos epidemiológicos, de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, del laboratorio y de rastreo indican que el contacto con tortugas mascota fue la fuente probable de un brote de Salmonella en 2016.

Las personas que sean dueñas de tortugas o entren en contacto con ellas deben tomar medidas para mantenerse sanas alrededor de la mascota:

  • Lávese siempre bien las manos con agua y jabón inmediatamente después de tocar, alimentar o cuidar una tortuga, o después de limpiar su hábitat.
  • Los adultos deben supervisar el lavado de manos de los niños pequeños.
  • No bese ni abrace a las tortugas.
  • No deje que las tortugas circulen libremente en las áreas donde se preparan o almacenan alimentos.
  • Cuando sea posible, limpie afuera de la casa los hábitats.
  • Los niños menores de 5 años, los adultos de 65 años y más, y las personas con el sistema inmunitario debilitado tienen un riesgo mayor de enfermarse gravemente.

¿Sabías que el Vaticano canceló todos los eventos para esta Semana Santa 2021? Síguenos en Instagram y mantente informado.