Secciones
El presupuesto del planeta, cada vez está más reducido. Foto: redac
Ecología

¿Sabes quién se está acabando a nuestro planeta?

Este año, el presupuesto ecológico se agotó el 22 de agosto y a ciencia cierta, podemos definir que la humanidad lo ha hecho, pero ¿es verdad?

por La Verdad

El presupuesto del planeta, cada vez está más reducido. Foto: redac

El presupuesto del planeta, cada vez está más reducido. Foto: redac

A partir de que se terminó el presupuesto ecológico, la Tierra ha quedado en números rojos. Desde 1971, la humanidad no agotaba su presupuesto ecológico, pero conforme han pasado los años, el agotamiento se ha ido acelerando hasta el día de hoy, es decir, la fecha se ha ido recorriendo.

En ese día en que se agotó la capacidad del planeta para generar todos los recursos naturales que necesitamos para su procesamiento industrial, ocurrió el Día del Sobregiro de la Tierra. De acuerdo a esta idea, quiere decir que el consumo responsable de la humanidad, hablando de un ideal, sería terminar dicho presupuesto el 31 de diciembre, y un presupuesto deseable, sería nunca acabarlo.

Este año, se disminuyó la fecha a tres semanas más tarde, pero no son realmente buenas noticias ya que aun así no agotamos el recurso a final de año. Esto fue gracias a la pandemia, tuvimos cuarentena y nos vimos obligados a la necesidad de quedarnos en casa.

Y es que, algunas veces, durante la cuarentena, escuchamos en redes sociales que le habíamos dado un descanso a la tierra. Pero en realidad, aún falta mucho para ello. Aún seguimos siendo depredadores de ella. Y por lo que resta del año, ya nos terminamos el presupuesto y estamos tomando parte del siguiente año. Es decir, que el siguiente año, aún tendrá un número mayor de déficit de presupuesto. Es un efecto dominó.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

¡Agua para la vida! #biologia #planetatierra #agua #enseñandoabc #enseñandoyaprendiendo

Una publicación compartida de Enseñando ABC (@ensenandoabc) el

El termino de desarrollo sostenible

En 1987, en el Reporte Nuestro Futuro Común de las Naciones Unidas, se define desarrollo sostenible como la satisfacción de las necesidades de la generación presente sin comprometer la capacidad de las generaciones futuras para satisfacer sus propias necesidades.

Lo que es cierto, es que el presupuesto de la tierra se acelera cada día más, el desarrollo sostenible, no queda claro como tal. Ya que contundentemente, estamos comprometiendo a las generaciones venideras a no poder disfrutar de los recursos renovables de la tierra. Y de hecho, al leer el título, podríamos estar pensando inmediatamente en que el destructor de la Tierra es en realidad el ser humano.

Presupuesto de nuestro planeta.
El presupuesto de la tierra, se acelera cada día más. Foto: esan

El estudio

Ahora bien, Global Carbon Footprint Network nos dice que necesitamos alrededor de 1.7 Tierras para satisfacer nuestras necesidades. Sin embargo, tenemos que analizar con cuidado esta generalización. Si empezamos a desglosar y desmontar la fecha del sobregiro y lo vemos en función de los países, comenzamos a ver unas cuestiones curiosas. 

Si todos los países decidieran terminantemente realizar las cosas como deben de ser, entonces las fechas cambiarían y vemos algunos datos interesantes. La fecha del sobregiro de Luxemburgo para 2020 es febrero 16; EE.UU el 14 de marzo; Canadá el 18 de marzo; Australia el 30 de marzo y así todos los países industrializados se acabarían el presupuesto ecológico de la Tierra antes de la mitad del año.

Por el otro lado, otros países tienen datos distintos: como México, tiene su fecha de sobregiro el 17 de agosto; Panamá el 21 de septiembre; Uruguay el 6 de noviembre. Ninguno llega a lo deseable de al menos no terminar con el presupuesto, pero hay una gran diferencia entre terminar el presupuesto en octubre que en marzo, como EE.UU y Canadá.

En un análisis más profundo, hay algo más detrás de las fechas de sobregiro de los países. Si analizamos factores socioeconómicos entonces la afirmación de que “la humanidad” está acabando con los recursos se vuelve altamente risible cuando aprendemos dos datos fundamentales.

Al conocer estos datos, vemos que emerge una historia distinta donde no es la humanidad la causante de la crisis. Si la humanidad requiere 1.7 planetas para satisfacer sus necesidades, es sólo porque disminuye la cifra al promediar el consumo de las naciones desarrolladas con aquellas “en vías de desarrollo”. 

TE PUEDE INTERESAR:A pesar del COVID-19, nace tigre blanco en zoológico, ¡qué hermoso!

Así, podemos ver con claridad cuál es el problema. No es la humanidad; son naciones muy particulares y en otro nivel de análisis, es el hiperconsumismo en todos los países de las clases altas el que acaba rápidamente con el planeta. Que estos datos rompan un poco con nuestra misantropía y nos hagan reflexionar sobre las verdaderas causas de la grave crisis ambiental global.

Temas

Comentarios