Secciones
¿Qué causa las tormentas y las trombas?
Ecología

¿Qué causa las tormentas y las trombas?

Una simple nube por inofensiva que parezca puede llegar a ser tan peligrosa dependiendo la forma que adquiera,
como la cumulunimbus, que provoca lluvias, inundaciones, granizadas, nevadas, heladas, tormentas eléctricas y hasta tornados.

por LaVerdad

¿Qué causa las tormentas y las trombas?

¿Qué causa las tormentas y las trombas?

De acuerdo con el Centro Nacional de Prevención de Desastres (Cenapred), los fenómenos hidrometeorológicos afectan al país y pueden provocar la pérdida de vidas y daños materiales cuantiosos.

Para que se origine una tormenta es necesario que se formen las nubes cumulunimbus, las cuales se organizan en grandes líneas cuyos componentes están muy cercanos, se pueden extender por cientos de kilómetros y llegan a ser considerados como una “línea de tormentas”; cuando van acompañadas por ráfagas de vientos se les conoce como “línea de chubasco”.

Instalar pararrayos en torres y antenas y procurar la polarización correcta de toma corrientes es recomendable.

Las nubes de este tipo se caracterizan por tener los desarrollos verticales más notables y alcanzar alturas de hasta 20 kilómetros por las fuertes corrientes de aire ascendente que hay en su interior. Lo que favorece su crecimiento es que el aire contenga mucha humedad, pues de esa forma hay más condensación; además que exista viento horizontal.

En el Fascículo Tormentas Severas, publicado por la Secretaría de Gobernación, el Cenapred refiere que el término precipitación se usa para designar cualquier estado del agua que cae desde las nubes a la tierra y se puede hablar de tres tipos: lluvia, granizo y nieve.

Las nubes, al ascender, se expanden y se enfrían, provocan la condensación del vapor de agua, esto hace que la fuerza de gravedad supere a la fuerza de sustentación de las gotas y el agua caiga hacia el suelo, originando las precipitaciones.

Además de la precipitación existen otros fenómenos atmosféricos que suelen acompañar a las tormentas severas, entre los que se encuentran las líneas de chubasco, las ráfagas frontales, los rayos, los truenos, el granizo y los tornados.

En México, el Servicio Meteorológico Nacional (SMN) es el encargado de dar información sobre el estado del tiempo a escala nacional y local; uno de sus objetivos es vigilar la atmósfera para identificar los fenómenos meteorológicos que pueden afectar las actividades económicas y, sobre todo, originar la pérdida de vidas humanas.

Rayos y centellas

En el documento, el Cenapred explica que las tormentas eléctricas son descargas bruscas de electricidad atmosférica que se manifiestan por un resplandor (rayo) y por un ruido o estruendo (trueno) y pueden estar acompañadas por precipitación en forma de chubascos; pero en ocasiones puede ser nieve, hielo granulado o granizo.

En tanto, el granizo es un tipo de precipitación en forma de piedras de hielo y se forma en las tormentas severas cuando las gotas de agua o los copos de nieve formados en las nubes de tipo cumulunimbus son arrastrados por corrientes ascendentes de aire.

Cuando las partículas de granizo se hacen demasiado pesadas para ser sostenidas por las corrientes de aire, caen hacia el suelo.

Debido a la situación geográfica del país son pocas las regiones que padecen de nevadas, siendo más acentuado este fenómeno en regiones altas como montañas o sierras, sobre todo en invierno.

A su vez, un tornado es la perturbación atmosférica más violenta en forma de vórtice, el cual aparece en la base de una nube de tipo cumuliforme, resultado de una gran inestabilidad, provocada por un fuerte descenso de la presión en el centro del fenómeno y fuertes vientos que circulan en forma ciclónica alrededor de éste.

 

Las recomendaciones 

  • Alejarse de los lugares altos como terrazas, azoteas y estacionamientos abiertos, ya que las personas pueden sobresalir por su tamaño y convertirse en pararrayos.
  • No correr durante la tormenta, ya que la ropa mojada provoca una turbulencia en el aire y una zona de convección que puede atraer un rayo.
  • No refugiarse debajo de un árbol o una roca.
  • Retirarse de objetos y elementos metálicos como vallas, alambradas, tuberías, líneas telefónicas e instalaciones eléctricas.
  • Evitar cualquier contacto con los cuerpos de agua.
  • Desconectar los enseres electrodomésticos pors las variaciones de voltaje que provocan los rayos.

Temas

  • tormentas
  • trombas

Comentarios

Te puede interesar