Secciones
Orangutanes hembras son capaces de hablarle del pasado a sus crías.
Ecología

Orangutanes hembras son capaces de hablarle del pasado a sus crías

Estudio descubre que las orangutanes hembras son capaces de hablarle del pasado a sus crías

por La Verdad

Orangutanes hembras son capaces de hablarle del pasado a sus crías.

Orangutanes hembras son capaces de hablarle del pasado a sus crías.

Un estudio realizado con orangutanes hembras, descubre una nueva capacidad desarrollada por primera vez en mamíferos no humanos, pues son capaces de hablarle del pasado a sus crías.

Este don de hacer referencia a objetos o situaciones alejados en el espacio o en el tiempo era uno de esos superpoderes únicos de los sapiens sobre el resto de los mamíferos. Hasta ahora, si se confirma el hallazgo que acaba de llegar desde las selvas de Sumatra.

Orangutanes hembras fueron estudiadas.

Los científicos sometieron a las hembras de Ketambe a un estrés inesperado: la aparición de un tigre mientras pasaban el rato con sus crías en los árboles. Los orangutanes son unos simios bastante asociales, por lo que es normal que estén solas con su retoño. En ese contexto, el experimento esperaba registrar los gritos de alerta de estas orangutanas, pero se llevaron un chasco.

Orangutanes hembras son capaces de hablarle del pasado a sus crías

El (falso) tigre aparecía, permanecía dos minutos en escena y se desvanecía. Pero estas madres no decían nada.

Lo que hacían estas madres ante la amenaza del tigre (un compinche de la ciencia cubierto con una manta animal print como la de la imagen) era quedarse mudas, defecar y orinar de la tensión, recoger a la criatura y comenzar a ascender por las ramas sigilosamente. Y cuando la fiera desaparecía, entonces sí, contarle al vástago lo que había ocurrido.

La orangutana pasa mucho tiempo con las crías, hasta los nueve años.

Los científicos que están detrás de este descubrimiento se muestran cautelosos con sus propios resultados, pero hay muchos elementos llamativos en su trabajo que lo respaldan.

Call acepta especular sobre qué habría de especial en estas orangutanas para que posean esta característica tan humana, la referencia desplazada, frente a chimpancés, gorilas o bonobos. Según este experto, la orangutana pasa mucho tiempo con las crías, hasta los nueve años, y al contrario de lo que sucede con otros grandes simios, estos vástagos crecen solos con sus madres.

Temas

Comentarios

Te puede interesar