Secciones
Mexicana lleva casi 3 años sin producir basura.
Ecología

Mexicana lleva casi 3 años sin producir basura

La mexicana Gabriela Baeza, muestra respeto por el medio ambiente pues lleva alrededor de tres años sin producir basura.

por La Verdad

Mexicana lleva casi 3 años sin producir basura.

Mexicana lleva casi 3 años sin producir basura.

La mexicana Gabriela Baeza, quien es licenciada en Ciencias Ambientales de la Universidad Nacional Autónoma de México y quien desde pequeña manifestaba interés por el cuidado de la naturaleza comenzó a tomar conciencia del daño que provocaba al ambiente mediante su consumismo, fue por eso que cambió su estilo de vida en mayo del 2019 y desde ese entonces lleva una nueva vida sin desperdicios.

Gaby Baeza, licenciada en Ciencias Ambientales de la Universidad Nacional Autónoma de México.

Además, Gaby también buscó inspirar a otras personas, por lo que decidió filmar un vídeo (que se hizo viral) en el que explicaba paso por paso todos los trucos que fue implementando en su vida para desafiar a otros consumidores.

Dejó de comprar alimentos empaquetados y se ocupó de conseguirlo a granel en mercados tradicionales a los que llevaba bolsas de tela reutilizables o recipientes de vidrio.

Cambió todo lo del aseo de su papá, pues el compraba jabones empacados o todo empaquetado y hay lugares donde te venden el jabón solo.

El cepillo de dientes plástico fue reemplazado por uno de mango de bambú, y Gaby preparó su pasta dental a base de bicarbonato de sodio y aceite de coco. 

Ah cambiado lo desechable por lo reutilizable, optando por platos de un plástico más duradero que resiste a numerosos usos y lavados y que, según relata, se prestan entre familiares.

La vida social también también cambia al llevar un estilo de vida amigable con el planeta, pues lleva su “kit de herramientas” a todas partes. Incluye una botella de agua, cubiertos de bambú y un recipiente por cualquier necesidad que pueda surgir.

Si por alguna razón no puede utilizar sus frascos o bolsas, Gaby reconoce que opta por el reciclaje.

“Antes era muy idealista y pensaba que el cambio tenía que venir del sistema, pero ahora me doy cuenta de que el cambio tiene que venir de cada célula que está en el sistema”, comenta.

Para ella “al adoptar este estilo de vida aportas demasiado, como no tienes ni idea, porque dejas de comprar a las grandes empresas y empiezas a comprar a los pequeños productores”.

Temas

Comentarios

Te puede interesar