Secciones
Estudiantes de la UNAM crean popotes con cáscara de mango
Ecología

Estudiantes de la UNAM crean popotes con cáscara de mango 

Los popotes de cáscara de mango, otra alternativa ecológica más para combatir la grave lucha en contra de los plásticos convencionales.

por La Verdad

Estudiantes de la UNAM crean popotes con cáscara de mango

Estudiantes de la UNAM crean popotes con cáscara de mango|

Las alternativas ecológicas sin duda son una excelente opción para combatir la lucha que tenemos en contra de los plásticos ya que al no contaminar y usar los recursos renovables contribuimos con nuestro medio ambiente, es así como ahora algunas estudiantes de del Colegio de Ciencias y Humanidades (CCH) de la UNAM, recientemente han creado nuevos popotes con cáscara de mango.

Estudiantes de la UNAM crean popotes con cáscara de mango
Estudiantes de la UNAM crean popotes con cáscara de mango

Como ya se sabe en 2020 en la Ciudad de México quedará prohibido el uso del plástico de un solo uso gracias a las nuevas leyesambientales que se aplicarán así también en algunos estados de la República mexicana, esto para contrarrestar las malas acciones y el mal uso de este material que contamina los diferentes ecosistemas de nuestro Planeta.

Te puede interesar: Bolsas de yuca que se disuelven en el agua, la nueva alternativa ecológica.

Es así como la nueva creación de estudiantes se suma para proteger al medio ambiente, estudiantes de la UNAM, desarrollaron un popote hecho con cáscara de mango y baba de nopal. Cabe mencionar que el desarrollo de este bioplástico obtuvo el primer lugar en el XXVII Concurso Universitario Feria de las Ciencias, Tecnología e Innovación, en la modalidad de ‘Diseño Innovador’.

Estudiantes de la UNAM crean popotes con cáscara de mango
Estudiantes de la UNAM crean popotes con cáscara de mango

La mejor parte es que este producto es muy resistente y solo toma entre 4 y 6 meses para poder degradarse, en comparación con el plástico normal que puede tardar más 100 años en degradarse. De tal manera que el bioplástico es 100 por ciento natural, ya que el día que lo dejas de utilizar o ya no te sirva se puede enterrar o poner en agua y comienza a degradarse y sólo toma entre cuatro y seis meses en desaparecer.

Las estudiantes encargadas de este gran proyecto fueron Itzel Paniagua castro y Alondra Montserrat López López, quienes trabajaron por más de un año en el desarrollo, realizando una serie de investigaciones ‘de prueba y error hasta hace poco que lo lograron y esperan que la UNAM las apoye para seguir con el proyecto hasta su comercialización.

Itzel Paniagua castro y Alondra Montserrat López López
Itzel Paniagua castro y Alondra Montserrat López López

Dale click a la estrella de Google News y síguenos.

Temas

Comentarios