Secciones
El prehistórico pejelagarto y su armadura.
Ecología

El prehistórico pejelagarto y su armadura

El pejelagarto es una especie de pez que prácticamente no ha experimentado ningún cambio en los últimos 100 millones de años, por lo que suele considerarce un fósil viviente.

por MarinaRosales

El prehistórico pejelagarto y su armadura.

El prehistórico pejelagarto y su armadura.

El pejelagarto es una especie de pez que perteneciente a la familia: Lepisosteidae, que comprende dos géneros y siete especies vivientes, tanto de agua dulce como, ocasionalmente, de agua marina, que habitan en aguas del este de Norteamérica, de Centroamérica y del Caribe.

El prehistórico pejelagarto y su armadura.

Contemplar un pejelagarto es un poco como volver la vista hacia un pasado muy lejano, ya que no ha experimentado prácticamente ningún cambio en los últimos 100 millones de años, por lo que se le suele considerar un fósil viviente.

Prácticamente no ha experimentado ningún cambio en los últimos 100 millones de años, por lo que suele considerarce un fósil viviente.

Tiene forma alargada y tubular, con un hocico desproporcionadamente grande y generalmente alargado, su piel está recubierta por una capa de escamas duras con forma de diamante que crean una especie de armadura protectora. Tiene un aspecto feroz y puede llegar a ser enorme; algunas especies alcanzan casi 3 metros de longitud y pesan más de 130 kilogramos.

Datos interesantes

Su cuerpo está completamente encerrado en la armadura de escamas ganoideas (que tienen una capa ósea recubierta por otra capa de una sustancia parecida al esmalte).

Se destaca particularmente por poseer un hocico alargado y deprimido entre los ojos y su nariz.

Debido a su cráneo y la mandíbula inferior se encuentran alargadas hasta formar el hocico rodeado de grandes colmillos.

Posee una gran mandibula.

Aunque acostumbra a ser un pez lento, también es capaz de acelerar bruscamente y nadar a una velocidad asombrosa.

Algunas especies alcanzan casi 3 metros de longitud y pesan más de 130 kilogramos.

Ha sido capaz de sobrevivir durante tanto tiempo por su capacidad de prosperar en las aguas más inhóspitas.

Posee de una vejiga que puede rellenar tragando aire, y que utiliza para proporcionar a sus branquias oxígeno suplementario en entornos en los que este elemento escasea.

El prehistórico pejelagarto y su armadura.

Existen siete especies de pejelagarto conocidas, y todas ellas son abundantes en sus hábitats.

Es una pieza cotizada por los pescadores por la dura resistencia que ofrece cuando muerde el anzuelo.

La carne del pejelagarto es comestible, pero apenas se consume por la gran cantidad de espinas que contiene.

Temas

Comentarios