Ecología

Demonio de Tasmania amenazado por un CÁNCER que le provoca un tumor infeccioso

Demonios de Tasmania sufren de cáncer infeccioso que ha puesto en riesgo su especie. Foto: nationalgeographic.es

Estudio revela como el cáncer que sufre el demonio de Tasmania está acabando con su especie, ¡impactante!

Por La Verdad

26/11/2020 01:36

Como te hemos contado en La Verdad Noticias, el demonio de Tasmania lucha por sobrevivir a un cáncer que le produce un tumor infeccioso y que se ha propagado en la mayoría de sus ejemplares que viven en su hábitat natural, y la situación es tan grave que prácticamente ha puesto en peligro su especie, y ahora un estudio lo pone ¡al descubierto!

El cáncer infeccioso del demonio de Tasmania

El demonio de Tasmania es conocido por medir casi como un perro pequeño, y es considerado un marsupial carnívoro que es una especie endémica de dicha isla, la cual se encuentra ubicada frente a la costa sur de Australia Oriental.

Demonios de Tasmania en riesgo por cáncer infeccioso. Foto: m.europapress.es

La evolución del cáncer que padecen los demonios de Tasmania ha evolucionado los últimos años y ha servido para que los científicos puedan comprender como lo ha hecho y en base a ello comprender cómo se desarrollan otras enfermedades, este análisis se ha hecho en un estudio que ha sido publicado por la revista 'PLOS Biology'.

El estudio sobre el demonio de Tasmania ha sido realizado por científicos de la Universidad de Cambridge, y revela que el primer caso de cáncer infeccioso que produjo un tumor facial en dicha especie surgió en los 90’s, y desde entonces se propagó por casi toda la isla, esto mediante la mordedura que se producían entre ellos durante sus peleas, algo que es muy común en su comportamiento social.

Cabe recordar que el éxito de este cáncer infeccioso es que cuando se muerden los demonios de Tasmania transfieren las células tumorales al ejemplar sano, y estas en vez de ser combatidas por su sistema inmune, logran evadirlo y hacen crecer un nuevo tumor, desencadenando la muerte.

Los científicos realizaron el análisis de los genomas de al menos 648 tumores infecciosos (DFT1) que fueron recolectados del 2018 al 2003, y ello les reveló que al comienzo de la propagación de este sufrió una división de 5 sublinajes o clados, de los cuales 2 se extinguieron y 3 de extendieron.

Demonio de Tasmania con cáncer. Foto: m.europapress.es

Con esto, los científicos Elizabeth Murchison, Kevin Gori y Young Mi Kwon encontraron que el clado a logró dividirse una vez más, y para conocer más sobre estos mapearon su distribución de todos los clados, lo que dejó en evidencia como los demonios con cáncer propagaron la enfermedad en el medio amiente, un proceso donde la geografía influye directamente en sus movimientos y la propagación de dicho mal.

Los científicos lograron identificar varios tipos de inestabilidad genómica en el genoma del tumor infeccioso de los demonios de Tasmania, aunque, esta cantidad es pequeña en comparación a la que se encuentra dentro de un solo tumor humano.

TE PUEDE INTERESAR:Demonio de Tasmania, el pequeño marsupial tímido

Ante los resultados del estudio, la científica Elizabeth Murchison, señaló que estos podrían ser muy útiles para el modelado:

“…epidemiológico y la predicción de los beneficios de la intervención de gestión.”

Con información de elcomercio.com