Secciones
Científicos proponen usar aerosoles para congelar nuevamente los polos del planeta
Ecología

Científicos proponen usar aerosoles para congelar nuevamente los polos del planeta

Esta tecnología buscaría mitigar el avance del cambio climático desviando hacia el espacio una pequeña fracción de la radiación solar entrante.

por Carlos Tapia

Científicos proponen usar aerosoles para congelar nuevamente los polos del planeta

Científicos proponen usar aerosoles para congelar nuevamente los polos del planeta

El aumento de las temperaturas habitualmente relacionado con el cambio climático afecta de forma desigual a diversas partes del planeta.

Las regiones polares precisamente se encuentran entre las más afectadas por este proceso de calentamiento global, acelerando la desaparición de grandes cantidades de hielo, con un efecto directo en la elevación del nivel de mares y océanos a escala global.

La respuesta más “admitida” en la lucha contra el cambio climático son las acciones encaminadas a la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero. 

Pero, y pese a que parece sacado de una película de ciencia ficción, hay otras posibles medidas para paliar efectos climáticos como el calentamiento de los polos.

La nueva propuesta para volver a congelar los polos del planeta

Es viable enfriar algunas zonas de los polos Norte y Sur
Es viable enfriar algunas zonas de los polos Norte y Sur

Un nuevo estudio liderado por expertos de ciencias de la atmósfera y el espacio de Estados Unidos considera técnicamente posible e incluso económicamente viable enfriar algunas zonas de los polos Norte y Sur con la dispersión de aerosoles (del tipo del SO2, dióxido de azufre) en las capas altas de la atmósfera. 

La propuesta teórica hasta el momento fue publicada en la revista Environmental Research Communications, en un artículo titulado "Un escenario de despliegue de inyección de aerosol estratosférico centrado en el subpolar" ("A subpolar-focused stratospheric aerosol injection deployment scenario").

El equipo encargado del estudio, encabezado por Wake Smith, de la Yale College, en New Haven, presenta un posible programa futuro mediante el cual aeronaves rociarían partículas de aerosol microscópicas en la atmósfera en latitudes de 60 grados norte y sur, aproximadamente Anchorage y el extremo sur de la Patagonia. 

Teóricamente, si se inyectan a una altura de 13 km (por encima de las habituales en vuelos comerciales), estos aerosoles se desplazarían lentamente hacia el polo, sombreando ligeramente la superficie del planeta.

"Existe una inquietud generalizada y sensata sobre el despliegue de aerosoles para enfriar el planeta", señala el líder de la investigación, Wake Smith, "pero si la ecuación riesgo/beneficio valiera la pena en algún lugar, sería en los polos".

El estudio señala que as inyecciones de partículas se realizarían estacionalmente en los largos días de la primavera local y principios del verano. La misma flota de aviones podría dar servicio a ambos hemisferios, transportando al polo opuesto con el cambio de estaciones.

Los aviones cisterna militares de reabastecimiento aire-aire preexistentes, como el antiguo KC-135 y el A330 MMRT, no tienen suficiente carga útil a las altitudes requeridas, mientras que los aviones cisterna de gran altitud de nuevo diseño demostrarían ser mucho más eficientes. Una flota de aproximadamente 125 buques cisterna de este tipo podría transportar una carga útil suficiente para enfriar las regiones hacia los polos de 60 ° N/S en 2 ° C por año, lo que las devolvería cerca de sus temperaturas promedio preindustriales, aseguran.

Los costos se estiman en alrededor de 11.000 millones de dólares anuales, menos de un tercio del costo de enfriar todo el planeta en la misma magnitud de 2 °C y una pequeña fracción del costo de alcanzar cero emisiones netas, según los cálculos que se presentan en  este polémico estudio.


No sería la solución definitiva al cambio climático 

El mundo se calienta rápidamente
El mundo se calienta rápidamente

El autor de la nueva propuesta reconoce que, "aunque podría ser una alternativa en un mundo que se calienta rápidamente, las inyecciones de aerosoles estratosféricos simplemente tratan un síntoma del cambio climático, y no la enfermedad subyacente; no es un sustituto de la descarbonización".

El enfriamiento en los polos daría protección directa solo a una pequeña fracción del planeta, aunque las latitudes medias también deberían experimentar una cierta reducción de la temperatura. 

Dado que menos del 1% de la población humana mundial vive en las zonas de despliegue objetivo, un despliegue polar implicaría un riesgo directo mucho menor para la mayor parte de la humanidad que un programa global. "

Sin embargo, cualquier giro intencional del termostato global sería de interés común para toda la humanidad y no solo para la provincia de las naciones árticas y patagónicas", agrega Wake Smith en una nota informativa difundida por el Institute of Physics de Estados Unidos.

Síguenos en Google News, Facebook y Twitter para mantenerte informado con las noticias de hoy.

Síguenos en nuestra cuenta de Instagram

Temas

Comentarios