Secciones
China sorprende al construir una planta de energía solar con forma de panda.
Ecología

China sorprende al construir una planta de energía solar con forma de panda

China suaviza su imagen ambiental al construir una planta de energía solar con forma de panda

por La Verdad

China sorprende al construir una planta de energía solar con forma de panda.

China sorprende al construir una planta de energía solar con forma de panda.

Las autoridades de China a lo largo de su historia, sean destacado por su capacidad para adaptarse al futuro en materia energética, al ser uno de los países más contaminantes del planeta, con centenares de plantas energéticas de carbón repartidas por el país, a liderar la revolución verde.

China es uno de los países más contaminantes del planeta.

China ha utilizado al panda como una forma de extender sus intereses geopolíticos y económicos por el mundo. La diplomacia del panda se articula de diversos modos: desde el préstamo de osos a zoos de todo el globo hasta plantas de energía solar dibujadas con forma de panda.

Esta planta de energía se encuentra en Datong, al oeste de Pekín y aunque la imagen de más arriba es un montaje, lo que llevó a algunos medios a dudar de la veracidad de la información, el proyecto es real.

En Snopes han logrado una fotografía aérea que, aunque mucho menos espectacular, muestra como la planta solar sí tiene forma de panda. Lo cual está muy bien, porque todo mejora con pandas.

Esta planta de energía se encuentra en Datong, al oeste de Pekín .

Según las autoridades locales, el diseño de la planta tiene como objetivo interesar a los más pequeños en las energías del futuro y en cómo podemos generar electricidad sin cargarnos al planeta entre tanto (cosa que vamos camino de conseguir). La idea pertenece a Panda Green Energy, y el complejo, inaugurado el pasado 29 de junio, tiene una potencia instalada de 50MW, bastante discreta.

Energía solar en forma de panda.

Como era de esperar, el boceto realizado por uno de los diseñadores contratados por la compañía y el resultado final difieren bastante. Gran parte de la responsabilidad recae en las delicadas placas fotovoltaicas utilizadas en todas las plantas del mundo: deben ser oscuras para captar mejor la luz del sol, lo cual limita su capacidad artística.

En cualquier caso, el asunto ha generado la suficiente publicidad como para colocar sobre la agenda mundial el renovado liderazgo de China en materia renovable, con un destacado protagonismo de la solar: el país ya acapara el 25% de la producción de electricidad mundial vía placas fotovoltaicas, y duplicó su potencia instalada entre 2015 y 2016.

Granjas de energía solar.

La planta-panda de Datong forma parte de un mayor esquema de complejos fotovoltaicos con forma de animales, un proyecto impulsado por Panda Green Energy bajo el nombre "Beld and Road" y que aspira a repartirse por todos los países que tradicionalmente pertenecieron a la Ruta de la Seda. De modo que podemos esperar más pandas.

Más pandas en un futuro.

Para China es un negocio redondo: el panda suaviza su imagen global, la planta ahorra un millón de toneladas de dióxido de carbono emitidas durante los próximos 25 años y contribuye a colocar al país al frente de la energía del futuro, la renovable, ante la retirada de Estados Unidos.

Temas

Comentarios