Secciones
Camellos del desierto.
Ecología

Camellos del desierto 

Los camellos son animales mamíferos originarios de los desiertos de Asia, caracterizados por su gran tamaño y peculiar joroba.

por MarinaRosales

Camellos del desierto.

Camellos del desierto.

Los camellos son animales mamíferos originarios de los desiertos de Asia, caracterizados por su gran tamaño y peculiar joroba. Actualmente existen tres familias diferentes: el camelus dromedarius, que tiene solamente una joroba, el ferus y el bactrianus, el que ha sido domesticado.

Los camellos son animales mamíferos originarios de los desiertos de Asia, caracterizados por su gran tamaño y peculiar joroba.

La función de la joroba tiene como función el almacena el agua y la energía que luego usarán en caso de que haya escasez y sequía, de esta manera los camellos adquieren la habilidad de aguantar sin beber ni comer durante largos periodos de tiempo, pudiendo a travesar regiones muy áridas o desiertos sin apenas beber.

En cuanto a sus colores, pueden adquirir todo tipo de tonalidades marrones y en algunas ocasiones incluso se han registrado ejemplares blancos o negros. Las orejas de estos camellos son pequeñas, pero tienen buen oído, y sus ojos son grandes y cuentan con unas buenas pestañas a modo de protección.

Son animales rumiantes que no tienen cuernos ni hocico y cuentan con unas patas muy largas y también flacas.

Sus pies son anchos y planos, muy estables y con unas plantas que les sirven para protegerse de las altas temperaturas. Cambian su pelo en los meses de primavera y tienen una piel seca y muy dura, similar a callos, en sus rodillas y en su pecho que les son de utilidad cuando se arrodillan o se paran a descansar.

DATOS INTERESANTES

Los camellos no viven en las arenas del desierto, pero si en los desiertos rocosos del este y centro de Asia.

Cuando su joroba está agotada de reservas, se vuelve flácida y blanda.

Vive en temperaturas en estos lugares son extremas: 40 ºC en verano, -29 ºC en invierno.

Para proteger sus ojos de la tierra y del viento, estos animales poseen unas grandes pestañas protectoras.

Poseen un grueso pelaje que los protege en invierno y que se les cae cuando la temperatura aumenta con la llegada del verano.

Sus grandes y anchas patas les facilitan el paso por estos desiertos rocosos, y también el no hundirse en la arena debido al gran peso que llevan encima.

Su longevidad es por encima de los 50 años.

Suelen beber muy pocas veces, ya que son capaces de almacenar grandes cantidades de agua en sus jorobas.

Alcanzan los 2 metros con la joroba, y pesan unos 816 kilogramos.

Realmente se originaron en América, pero emigraron a Europa, Asia y África en el período glacial.

Ecolovers "Camellos del desierto".

Temas

Comentarios