Ecología

Biodiversidad y cambio climático: Efectos del deterioro

Biodiversidad y cambio climático: Efectos del deterioro

Biodiversidad y cambio climático: Efectos del deterioro

La biodiversidad y cambio climático están siendo afectados por diversos factores; los daños impactan severamente a la Tierra

Por Patricia Martínez

21/06/2021 09:45

Los efectos del deterioro que está sufriendo en materia ambiental la tierra desde hace algunos años, están impactando de manera negativa  la biodiversidad y el cambio climático.

Se considera que una de las cinco presiones principales que impulsan la pérdida de la biodiversidad en el mundo se debe precisamente al cambio climático, junto con la pérdida de hábitats, la sobreexplotación, la contaminación y las especies exóticas invasoras.

En el caso de los hábitats se transforman las  selvas, bosques, matorrales, pastizales, manglares, lagunas, y arrecifes en campos agrícolas, ganaderos, granjas camaroneras, presas, esto aunado a la edificación de carreteras y zonas urbanas que contribuyen a la destrucción del hábitat de miles de especies. 

¿El humano está afectando la biodiversidad y cambio climático?

Cada vez son más evidentes los efectos negativos del cambio climático a nivel mundial

Muchas veces la transformación no es completa pero existe deterioro de la composición, estructura o función de los ecosistemas que impacta a las especies y a los bienes y servicios que obtenemos de la naturaleza.

Las últimas estimaciones señalan que en México se ha perdido alrededor del 50% de los ecosistemas naturales.

 Las principales transformaciones se han llevado a cabo en las selvas húmedas y secas, los pastizales, los bosques nublados y los manglares y en menor grado en matorrales y bosques templados. Los ecosistemas más accesibles, productivos, con mejores suelos y en lugares planos han sido los más transformados.  Los principales remanentes se encuentran en lugares poco accesibles o poco productivos.

La pérdida de hábitat sucede por el “cambio de uso del suelo” de ecosistemas naturales (bosques, selvas, pastizales, etc.) actividades agrícolas, ganaderos, industriales, turísticas, petroleras, mineras, etc., todas ellas contempladas en las evaluaciones de impacto ambiental de la Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente.

Especies invasoras

La introducción de especies no nativas (exóticas) que se convierten en invasoras (plagas) es una causa muy importante de pérdida de biodiversidad. 

Estas especies que provienen de sitios lejanos de manera accidental o deliberada, depredan a las especies nativas, compiten con ellas, transmiten enfermedades, modifican los hábitats causando problemas ambientales, económicos y sociales. 

Algunas muy conocidas son las ratas y ratones de Asia, el lirio acuático de Sudamérica y el pez león del Pacífico Oeste y Oceanía. 

El pez león es una especie invasora y gran depredador marino

Sobreexplotación

La sobreexplotación es la extracción de individuos de una población a una tasa mayor a la de su reproducción. Cuando esto sucede la población disminuye. Esta ha sido la historia de muchas de las especies que se han explotado por distintas razones: las ballenas, los peces, venados, cactos, orquídeas. 

Muchas de ellas ahora se encuentran en peligro de extinción. Algunas especies son más vulnerables que otras por sus características biológicas como: distribución restringida, abundancia baja, tasa alta de mortalidad, tasa reproductiva baja, alta congregación de la población, entre otras.

Las actividades de cacería, tala, pesca, comercio ilegal de especies con distintos fines, afectan a las especies al sobreexplotar sus poblaciones, así como la deforestación. Los compradores de organismos y productos ilegales son cómplices de la sobreexplotación. 

¿La contaminación afecta la biodiversidad y cambio climático?

El aumento en la presencia sustancias químicas en el ambiente como resultado de las actividades humanas tiene graves consecuencias para muchas especies. Las actividades industriales, agrícolas, ganaderas y urbanas contribuyen substancialmente a la contaminación de aire, agua y suelos. 

Por mucho tiempo la contaminación fue un problema de una escala espacial pequeña, sin embargo actualmente la producción de contaminantes afecta a todo el planeta.

Como te hemos mencionado en otras notas informativas de La Verdad Noticias, Algunos contaminantes han debilitado la capa de ozono que protege a los seres vivos de las radiaciones ultravioletas del Sol, mientras que otros han provocado el calentamiento global.

La contaminación del agua afecta al planeta

La contaminación del agua, del suelo y del aire afecta directamente a muchos organismos aun en lugares remotos.

Además de sustancias químicas también se considera al exceso de energía como sonido, calor o luz como un contaminante, y a los organismos transgénicos. 

En materia de cambio climático, durante los últimos 100 años se ha documentado el aumento de la temperatura promedio de la atmósfera y de los océanos del planeta debido al incremento en la concentración de gases de efecto invernadero (Bióxido de carbono, metano, óxidos de nitrógeno, ozono, clorofluorocarbonados y vapor de agua).

Todo ello producto de  la quema de combustibles fósiles y por la deforestación, una combinación de producción en exceso y reducida capacidad para capturar la contaminación. 

Las consecuencias son cambios radicales en la distribución de ecosistemas y especies, aumento en el nivel del mar, desaparición de glaciares y de grandes extensiones de corales, climas impredecibles y extremos como sequías y tormentas. 

El cambio climático afecta a todos los organismos del planeta, muchos de ellos ya están respondiendo a esta nueva dinámica a través de cambios en su distribución y sus migraciones. 

Todos estos factores se deben a las actividades humanas y sus causas subyacentes son sociales, económicas y políticas. El cambio global, ha pasado a ser una de las principales amenazas a la biodiversidad.

Video tomado de YouTube

 Síguenos en Google News, Facebook y Twitter para mantenerte informado