Secciones
Deportes

¡Se arrepiente! Maestro pide disculpas a Julian Edelman 

por La Verdad

Agencias/ Diario La Verdad CANCÚN, Q. Roo.- Lograr ser una estrella de algún deporte profesional implica mucho esfuerzo y sacrificio, y sin duda es el sueño de muchas personas en el mundo. Muchos pequeños siempre mantienen ese sueño y hay quienes creen en ellos y otros no, como es el caso de hoy, alguien ¡se arrepiente! Maestro pide disculpas a Julian Edelman, jugador estrella de los Patriots. Fue elegido en el draft del 2009 por los New England Patriots y desde entonces Julian Edelman ha conformado una carrera formidable y se ha convertido en una de las estrellas de la NFL.

El jugador de 31 años recibió una carta que difundió en las redes sociales para inspirar a los más jóvenes a que sueñen con llegar lo más alto posible.

Fue hace 11 años cuando un profesor escuchó al pequeño Edelman hablar sobre jugar en las grandes ligas e intentó apagar sus sueños, argumentando que solo unos pocos lo logran y que debía establecer objetivos más realistas.

Obviamente, el campeón del Super Bowl 2015 y 2017 hizo oídos sordos a aquel comentario y continuó con su vida. Sin embargo, quien pronunció aquellas palabras jamás se olvidó de ese episodio.

Al ver que su exalumno finalmente triunfó y cumplió sus sueños, el profesor le escribió una carta para disculparse por no haber creído en él. 

El texto se viralizó y ha emocionado a Estados Unidos y ha inspirado a millones de niños que seguramente hoy sufren algunos comentarios similares que buscan aplastar sus metas.

La carta completa:

"Querido Jules,

No estoy seguro de que me recuerdes: fui tu profesor en tu clase de Inglés 100 en el CSM durante la primavera del 2006. He querido escribirte para disculparme por un desafortunado comentario que te hice aquel semestre. Tal vez ni siquiera lo recuerdes, pero me he sentido mal por eso durante años. Habías comentado algo de 'jugar en la liga' y te dije algo sobre proponerte objetivos reales, de que solo pocas personas logran convertirse en atletas profesionales, blah, blah, blah. No creo que te haya molestado, pero cuando pienso en eso me siento terrible, no porque demostraste que yo estaba equivocado, sino porque expresé una opinión inadecuada que señalaba desprecio sobre tu pasión en el juego. Creo que era temprano en aquel semestre, fue antes de conocerte, pero cómo pude haber dudado de tu tenacidad y tus agallas. De nuevo, dudo que hayas pensado en ese comentario dos veces, pero aún así, lamento haber dicho eso aquel día".

Comentarios

Te puede interesar