Deportes

Salud mental: ¿Qué son los pensamientos intrusivos y cómo manejarlos?

Salud mental: ¿Qué son los pensamientos intrusivos y cómo manejarlos?

Los pensamientos intrusivos son pensamientos no deseados y perturbadores que con frecuencia interrumpen su día y afectan la salud mental

Por Elizabeth Trujillo

15/05/2021 10:18

Si se distrae con nociones, ideas o imágenes no deseadas y perturbadoras que surgen espontáneamente y son difíciles de eliminar, es posible que tenga pensamientos intrusivos, un problema conocido de salud mental.

Estos consumen mucho tiempo y causan angustia significativa que puede afectar su capacidad para funcionar normalmente. Es común tener pensamientos no deseados, pero los intrusivos pueden ser causados por un trastorno de salud mental.

"Los pensamientos intrusivos pueden ser un síntoma de algunas afecciones de salud mental como trastorno obsesivo-compulsivo (TOC), trastorno de estrés postraumático (TEPT), trastornos alimentarios, trastorno de ansiedad generalizada, pánico e incluso depresión", dice Natalie Dattilom del Brigham & Women's Hospital.

Lo que distingue los pensamientos no deseados normales de los intrusivos es que son manejables, poco frecuentes y apenas angustiantes. Por ejemplo, puede pensar en dañar a un miembro de la familia en un momento de rabia.

Sin embargo, si no se obsesionó con el pensamiento mucho después de que haya pasado el momento y no ha afectado su capacidad para realizar actividades normales, es posible que no sea un pensamiento intrusivo.

En La Verdad Noticias le presentamos a profundidad todo lo que debe saber sobre causas, tratamientos y efectos de los pensamientos intrusivos y las enfermedades con los que podrían estar relacionados.

¿Cuáles son ejemplos de pensamientos intrusivos?

Pensamientos intrusivos afectan la salud mental

Los pensamientos intrusivos pueden ser de naturaleza violenta, sexual o incluso religiosa. Aquí hay algunos ejemplos, según Lawrence Needleman, psicólogo clínico del Centro Médico Wexner de la Universidad Estatal de Ohio:

  • ¿Qué pasa si el avión con mi ser querido se estrella repentinamente?.
  • ¿Qué pasa si el golpe que sentí mientras conducía fue una persona a la que golpeé con el auto?.
  • ¿Y si mi dios no está contento conmigo y me voy al infierno?.
  • Otros ejemplos pueden ser de naturaleza extremadamente violenta e implicar asesinatos y pedofilia.

Por lo general, el contenido de los pensamientos intrusivos es lo peor que pueden imaginar sobre algo que valoran profundamente, lo que refleja lo importante que es para ellos, dice Needleman.

Una persona con pensamientos intrusivos sobre dañar a su hijo probablemente valora a su hijo más que nada en el mundo, y aquellos con pensamientos religiosos intrusivos podrían valorar profundamente su fe, dice.

¿Cómo saber si tiene este padecimiento de salud mental?

Trastornos de salud mental pueden provocar pensamientos intrusivos

Aquí hay algunas preguntas que pueden ayudarlo a identificar si tiene un pensamiento intrusivo, según Dattilo:

  • ¿No puede distraerse de este pensamiento?
  • ¿No puede enfocar su atención en otra cosa y hacer que desaparezca, aunque sea temporalmente?
  • ¿Sigue apareciendo a pesar de sus mejores esfuerzos por pensar en otra cosa?
  • ¿Interrumpe su capacidad para concentrarse y concentrarse en lo que preferiría estar pensando?
  • ¿Te molesta tenerlo?

Si responde "sí" a todas estas preguntas, lo más probable es que tenga un pensamiento intrusivo. Puede que no sea un pensamiento intrusivo si es irrelevante, insignificante y no se obsesiona con él, dice Needleman.

Es normal tener pensamientos desagradables y molestos de vez en cuando y no son necesariamente una indicación de un problema clínico. Según Dattilo, lo que los distingue de un trastorno son algunas cualidades, como:

  • Duración: Te mantienen preocupado todos los días durante la mayor parte del día.
  • Intensidad: son vívidos, lo que lo pone ansioso o angustiado.
  • Grado: Son inmanejables que sientes la necesidad de neutralizarlos con un ritual o comportamiento particular.
  • Impacto: afectan sus relaciones y / o su capacidad para funcionar y hacer las cosas que disfruta, como hacer ejercicio o socializar.

Causas de pensamientos intrusivos

Pensamientos intrusivos son agravados por situaciones de estrés

Cualquier persona puede tener pensamientos no deseados porque el cerebro humano es capaz de imaginar una variedad infinita de eventos y problemas, dice Needleman.

Esta capacidad nos permite visualizar logros increíbles, como ir a la luna o crear Internet, de la misma manera que nos permite pensar en circunstancias no deseadas.

Algunas afecciones de salud mental pueden hacer que las personas los tengan como TOC, TEPT o depresión. La ansiedad tiende a ser la causa principal de los pensamientos intrusivos, pero las lesiones cerebrales traumáticas también pueden desencadenar síntomas.

Algunas personas pueden participar en comportamientos contraproducentes como reprimir el pensamiento o evitar situaciones que lo desencadenan. Según Needleman, esto puede hacer que sean más frecuentes e intensos.

Inncluso evitar que las personas vean que sus miedos catastróficos no se hacen realidad. Es muy importante buscar tratamiento de salud mental para los pensamientos intrusivos.

Cómo tratar los pensamientos intrusivos

Pensamientos intrusivos requieren tratamiento psicológico

Según Dattilo, "existen tratamientos psicológicos altamente efectivos y basados en evidencia para los pensamientos intrusivos", que incluyen:

Terapia cognitivo-conductual (TCC): la TCC es un tipo de psicoterapia en la que las personas abordan los desafíos emocionales y las experiencias dolorosas con un consejero de salud mental para tratar los trastornos de ansiedad.

"A menudo enseñamos habilidades de relajación conductual, como [técnicas] de respiración, para prevenir pensamientos intrusivos relacionados con la ansiedad o reducir la ansiedad que producen", dice Dattilo.

Prevención de exposición y respuesta (ERP): Es un tratamiento eficaz que ayuda a las personas a exponerse de manera gradual e intencional a situaciones que desencadenan sus pensamientos intrusivos.

Con ello se puede "aprender que estos no son peligrosos y que no necesitan hacer compulsiones en respuesta a esos pensamientos y sentimientos". Con este tratamiento, las personas pueden tolerar situaciones desencadenantes y reducir la ansiedad.

Mindfulness: Es un tipo de meditación en la que las personas se centran en estar plenamente conscientes y presentes de sus pensamientos, sentimientos e incluso entorno.

Ayuda a las personas a manejar la "fusión pensamiento-acción" (la creencia de que pensar en una acción tiene el mismo peso que llevarla a cabo) y reduce la ansiedad de los pensamientos intrusivos.

"Deshacerse de los pensamientos intrusivos no es un objetivo. Con un tratamiento exitoso continuarán teniendo pensamientos intrusivos, pero los pensamientos no serán tan angustiantes, frecuentes o intensos".

Se pueden usar medicamentos para tratar afecciones de salud mental que causan pensamientos intrusivos. El tiempo que lleva superarlos varía de un individuo a otro y puede depender del grado en que interfieran con su calidad de vida.

Síguenos en Google News, Facebook y Twitter para mantenerte informado.