Deportes

Maradona en el Barcelona: el difícil paso del Pelusa por el Camp Nou

¿Por qué Diego Armando Maradona no pudo brillar en el Barcelona?

¿Qué fue de Maradona en el Barcelona? Sus goles, lesiones, sueldo y por qué salió del equipo.

Por Raúl Luna

09/05/2021 08:19

El paso de Maradona en el Barcelona fue más decepcionante de lo que cualquier fanático del equipo blaugrana hubiera esperado para el más inmediato antecedente de Liones Messi, en cuanto a calidad y por la nacionalidad argentina.

El primer acercamiento del club catalán con el legendario Diez se dio cuando este era apenas un “pibe” de 17 años que recién empezaba a brillar con el Argentinos Juniors, el primer equipo en su carrera, pero las exigencias económicas de ambas partes hicieron retroceder a la directiva del Barca.

Desde ese entonces, la actitud del jugador hacía contrapeso a su habilidad y goles irrepetibles. Al llegar a España, el Maradona de hace casi 40 años nunca fue capaz de adaptarse y ni siquiera llevó una relación amable ni con su entrenador ni con la tribuna. Maradona no triunfó en el Barcelona.

¿Cuándo jugó Maradona en el Barcelona?

La llegada del Diez al Barcelona.

Luego de una serie de retrasos y de la negativa de la dictadura argentina a dejarlo salir a Europa, el Pelusa, como conocían a Maradona por aquella época, llegó al Barcelona en 1982 con un trato que ascendió a 7.2 millones de euros, probablemente el más caro de la historia hasta ese momento.

Poco después de llegar al equipo fue diagnosticado con hepatitis, por lo que no jugó entre diciembre del 82 y marzo del 83. El destino le jugó de tal suerte que su entrenador anterior, Udo Lattek, había sido sustituido por César Luis Menotti, quien guió a Argentina al campeonato del mundo de 1978.

Fueron solo dos años los que jugó Maradona en el Barcelona, que terminaron con un saldo decepcionante de una Copa del Rey, una Supercopa y una Copa de la Liga, además de una serie de problemas extra canchas por los que el rendimiento de Diego estuvo muy por debajo de lo esperado.

Uno de los trofeos que ganó Diego en el Barca.

Su estancia en la capital catalana estuvo marcada por la falta de continuidad. Los primeros desenfrenos de su vida nocturna y su primer acercamiento a las drogas ocurrieron en esa ciudad, y algunas voces sugieren que la hepatitis de su primer año en el equipo fue en realidad una enfermedad venérea.

Quizás el momento más complicado para el jugador fue la grave lesión que sufrió en septiembre de 1983 tras la brutal entrada a su tobillo de Goicoechea que lo dejó fuera otros cuatro meses. Ya por ese entonces el Nápoli había mostrado interés en la joven promesa que no podía brillar en España, pero en un principio fue declarado intransferible.

Los datos fríos de Maradona en el Barcelona: 38 goles (35 en su primera temporada y 23 en la segunda en 58 partidos oficiales), repartidos en 36 de Liga, 15 de Copa y 7 en competiciones internacionales. 

¿Por qué salió Maradona del Barcelona?

Maradona apenas pudo jugar en el club.

Los cronistas coinciden en que el principio del fin de la era de Maradona en el Barcelona empezó en la final de la Copa del Rey de 1984 contra el Athletic Club, en la que el astro se vio involucrado en una batalla campal entre los jugadores de ambos equipos y la agresión de Diego a un jugador rival que le valió una suspensión de tres meses.

Su alejamiento de la directiva y la falta de resultados finalmente estallaron durante una gira por Estados Unidos, durante la cual se negoció su traspaso al Nápoli, donde se consolidó como el mejor del mundo y se preparó para alcanzar la gloria con el campeonato del mundo en 1986.

Hay quienes dicen que la mala racha de Maradona en el Barcelona lo dejaron con nulos deseos de volver a la ciudad. Nunca lo hizo y tampoco le hacía falta. Aun con los pocos destellos de genialidad que mostró en España, todavía hay quien lo coloca entre los 4 mejores portadores del 10 en la historia del club catalán.

Síguenos en Google News, Facebook y Twitter para mantenerte informado.