Secciones
Las razones principales por las cuales Messi deja el Barcelona
Deportes

Las razones principales por las cuales Messi deja el Barcelona

Desde el momento en el que el jugador estrella del Barça anunció que se retiraría del equipo todo se hizo un revuelo.

por La Verdad

Las razones principales por las cuales Messi deja el Barcelona

Las razones principales por las cuales Messi deja el Barcelona

Los aficionados entristecidos empezaron a hacer manifestaciones públicas por ello, ya que eran más de 18 años en la cual el jugador perteneció a ese equipo.

Lionel Messi dijo en el Théatre du Châtelet de París el 2 de diciembre del año pasado cuando tomó su sexto balón de oro que, las personas del equipo, lo conocen muy bien y saben que él no se retiraría del Barcelona, que él hizo un contrato con el equipo y que por ello él está comprometido.

Nueve meses después, su mensaje a los fanáticos del Barça diciéndoles que no se preocupen fue olvidado cuando este solicitó la rescisión de su contrato, por burofax. Todos se preguntan cuáles fueron los principales motivos por los cuales el jugador número 10 se retira del equipo, y entre las principales razones está la relación tan fría que el jugador tiene con la junta directiva.

La relación de Messi con los directores de club desde la marcha de Joan Laporta no ha sido precisamente color de rosa, aunque nunca se ha deteriorado hasta tal punto. Desde hace un tiempo, la presencia de Bartomeu en el vestuario no ha sido bienvenida mientras Messi ha sido capitán.

Otros hechos clave han marcado estos últimos nueve meses, entre ellos la decisión de despedir a Ernesto Valverde en enero para dar un nuevo impulso al equipo y la incorporación de Quique Setién. A Messi no le gustó que Eric Abidal se hiciera cargo de los jugadores del equipo. Abidal dijo en una entrevista que muchos de los jugadores no estaban satisfechos y muchos de ellos no estaban trabajando muy duro.

Messi respondió de inmediato, publicando un mensaje en Instagram, en el cuál dijo que, para ser brutalmente honesto, no le gusta hacer ese tipo de cosas, pero que él creía que cada persona tiene que asumir la responsabilidad de sus propios deberes y de las decisiones que toma.

Eso incluye a los jugadores, en lo que sucede en el campo pero, además, el jugador dijo que él es uno de los primeros en reconocer cuando no han jugado bien. Los responsables del Área Técnica también deben asumir sus responsabilidades y, sobre todo, las decisiones que toman.

De acuerdo con palpites do futdados todo se puso peor en marzo. El gobierno español declaró el estado de emergencia y el Barça se vio obligado repentinamente a reducir los sueldos de todos los empleados, y los jugadores sufrieron un gran recorte.

Algunos directores dejaron escapar que los jugadores se negaron a aceptar un recorte salarial, y una vez más Messi hizo público para aclarar la postura de los jugadores y, al mismo tiempo, dar un golpe en el tablero.

Este dijo que, para ellos, era una gran sorpresa, que desde dentro del club, haya algunos que han estado tratando de escudriñarlos y presionarlos para que hagan algo que siempre tuvieron claro que harían. Tras criticar a Abidal, la directiva y a Bartomeu, Messi también apuntó al técnico.

Setién no estaba de acuerdo con la opinión del argentino de hasta dónde podía llegar el equipo jugando como estaba y Messi se apresuró a corregirlo, diciéndole: "Setién entendió mal lo que dije o se le explicó mal, pero no podemos ganar la Champions jugando como estábamos antes del descanso.

Todo el mundo tiene derecho a opinar y todas las opiniones merecen respeto. La mía se basó en el hecho de que he tenido la suerte de jugar la Champions cada año".

Por otra parte, la crisis se profundizó tras la derrota por 1-2 ante Osasuna, y Messi estaba lívido. Quizás lo que intentaba decir era que el Barcelona lo estaba perdiendo. La situación se calmó tras el último partido de la Liga contra el Alavés, pero pronto volvió a estallar, llegando al punto de no retorno tras la humillante derrota del Barcelona por 2-8 en la Champions League ante el Bayern.

Los comentarios de Koeman el día de su presentación; y su insistencia en la necesidad de cambiar la forma en que el equipo juega, junto con la forma en que el club le dijo a Luis Suárez que ya no era necesario, dejó dolorosamente claro a Messi que era hora de moverse.

Quienes están en el círculo cercano del jugador niegan las acusaciones de una conversación con Koeman en la que se informó que el entrenador le dijo a Messi que sus privilegios habían terminado y que era hora de empezar a pensar en el equipo.

Temas

Comentarios