Secciones
Germán Sánchez quería ser luchador antes que clavadista.
Deportes

Germán Sánchez quería ser luchador antes que clavadista

El clavadista mexicano confesó que iba a la Coliseo de Guadalajara para ver entrenar a los luchadores.

por LaVerdad

Germán Sánchez quería ser luchador antes que clavadista.

Germán Sánchez quería ser luchador antes que clavadista.

El medallista de Plata en los Juegos Olímpicos de Río 2016, Germán Sánchez, estuvo de visita en el proyecto de la Caravana Estelar AAA, ya que se dijo un gran aficionado de la lucha libre e incluso mencionó que le hubiera gustado ser luchador.

"Mi gusto por la lucha libre inicio desde pequeño. Yo no quería ir a la escuela y mi papá me decía que si dejaba de llorar e iba al colegio, me llevaría a ver entrenar a los luchadores en la Arena Coliseo.

Sánchez quería ser luchador 

Germán Sánchez dijo que de pequeño le gustaba ir a ver los entrenamientos de los luchadores.

"Recuerdo cuando iba subiendo las escaleras del gimnasio del Diablo Velasco, en Guadalajara y fue una gran impresión al ver cómo entrenaban las bases de la lucha. Sin duda pensé antes de ser clavadita ser luchador. Si intento hacer algo en este deporte será con marcar y respetándolo", explicó.

Germán Sánchez quería ser luchador antes que clavadista.
Germán Sánchez quería ser luchador antes que clavadista.

Sánchez tiene amistad con el Hijo del Vikingo, con quien ha tenido la oportunidad de entrenar en el ring.

Temas

  • deportes
  • lucha libre
  • clavados
  • germán sánchez

Comentarios

Te puede interesar