Secciones
Deportes

Deja el futbol para donar su hígado a su sobrino

por La Verdad

Agencias/ Diario La Verdad CANCÚN, Q. Roo.- ¡Conmovedor! Alejandro Benítez Lulo, era futbolista en el Torneo Argentino C. y goleador histórico del equipo 'Central Larroque, sin embargo esto no ha sido el motivo real por el que ahora es una famosa estrella sino por su tierna acción: deja el futbol para donar su hígado a su sobrino y así salvarle la vida. En el momento en el que nació el bebé, los doctores sabían que algo no estaba del todo bien con el hijo de la hermana mayor de Alejandro Lulo. Y les dijeron que la única solución de salvar la vida del pequeño era un trasplante, que solo podían hacer por un tema de compatibilidad la madre —operada del corazón— o Alejandro Lulo.

"Cuando me lo dijeron ni lo dudé. Tenía claro que debía abandonar el futbol. Pero no me importó. Es más, jamás me voy a arrepentir de lo que hice", declaró a Alejandro Lulo, quien recordó que cuando entraron en el quirófano surgieron un par de inconvenientes que estuvieron a punto de tirarlo todo por tierra.
La cirugía duró siete horas para él y 12 para el pequeño Milo.
"Es un acto de amor. Si se entera será porque alguien más le contó. Creo que es lo que cualquiera haría por un ser querido", sentencia Lulo.
Willy, el padre de Milo, escribió en Facebook estas palabras dedicadas al "gran héroe Lulo”:

El niño sigue en el hospital evolucionando favorablemente, más rápido de lo que todo el mundo esperaba.

“Entró muy mal al hospital, estaba desnutrido, de color verde... Pero ya está recuperando. Creo que si sigue así, va a terminar jugando él en Central Larroque”.

Benítez sabe que ya ha jugado su último partido como profesional, porque a pesar de que la operación no lo obliga al retiro técnicamente, es muy difícil que pueda volver a jugar con 30 años, pasar una larga recuperación y asumir el enorme riesgo de recibir golpes en la zona afectada.

Aprovechará el tiempo libre para disfrutar de su hijo o hija, ya que su mujer dará a luz a finales de año. Ya tiene una historia que contarle. [hybrid_gallery_slider ids="782999,782998,782997,782996,782995" layout="2" thumbs_w="80" thumbs_h="80" thumbs_gap="10" size="fixed" ratio_w="2" ratio_h="1" nav="true" dots="false" nav_pos="1" dots_pos="1" formats="false" color="#009bdb" meta_title="false" meta_descr="false" meta_animaton="slideInUp" lightbox="true" lb_pos="1" lb_type="mp" animation_main="fadeIn" animation_child="zoomIn" preloader="1" ct_w_vl="100" ct_w_un="pc" ct_align="none" custom_class="" custom_id="" res="{#1024#:{#w#:#auto#,#w_vl#:#100#,#w_un#:#pc#,#align#:#auto#},#800#:{#w#:#auto#,#w_vl#:#100#,#w_un#:#pc#,#align#:#auto#},#768#:{#w#:#auto#,#w_vl#:#100#,#w_un#:#pc#,#align#:#auto#},#600#:{#w#:#auto#,#w_vl#:#100#,#w_un#:#pc#,#align#:#auto#},#480#:{#w#:#auto#,#w_vl#:#100#,#w_un#:#pc#,#align#:#auto#}}"]

Comentarios

Te puede interesar