Crimen

Secuestradores buscan a jovencitas con las siguientes características como víctimas

Secuestradores buscan a jovencitas con las siguientes características como víctimas

Derivado de 15 denuncias presentadas ante las autoridades de la CDMX, han obtenido características de los secuestradores que operan en el Sistema Metro, y los rasgos buscan en jovencitas para privarlas de su libertad.

Por La Verdad

07/02/2019 09:19

Ante el incremento de reportes por jovencitas desaparecidas en las inmediaciones de las estaciones del Metro, la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México (PGJCDMX) emprendió una serie de investigaciones con el apoyo de al menos 15 denuncias de víctimas, con las cuales se podría llegar a los responsables.

Modus Operandi

De acuerdo a la información pública por el diario ‘El Universal’, se sabe que estas personas buscan jóvenes de entre 20 y 25 años de edad, que sean estudiantes universitarias, y que regularmente viajan solas y distraídas con el teléfono celular.

Las víctimas que confiaron en las autoridades y denunciaron de acoso, hostigamiento sexual e incluso intento de secuestro en calles aledañas a las estaciones, son de complexión delgada, tez morena clara, cabello negro y largo.

Con las quejas recibidas en los módulos de células mixtas instaladas en el exterior de las estaciones Martín Carrera, Coyoacán, UAM-I, Tacubaya y Mixcoac, las autoridades han conocido que los agresores atacan en un horario de las 17:00 a las 22:00 horas, que son los horarios en que las jovencitas se dirigen a sus universidades o ya salieron.

Mientras que los días lunes, miércoles y viernes, es cuando más denuncias por intentos de secuestro se reciben; aunque tres de las 15 quejas ocurrieron en fin de semana, pero las víctimas igual encajaban en el perfil descrito: estudiantes de entre 20 y 25 años, quienes refirieron que cuando intentaron plagiarlas forcejearon y gritaron para evitar que se las llevaran.

Tal información ha servido a las autoridades para ubicar los puntos más peligrosos tales como las estaciones Candelaria, Coyoacán, Miguel Ángel de Quevedo, Potrero y Centro Médico, en donde se ha reforzado la vigilancia por parte de la Secretaría de Seguridad Ciudadana y de la procuraduría capitalina.

Sin embargo, las autoridades capitalinas no han identificado una cédula criminal responsable de estos incidentes, aunado a que también han recorrido todos los lugares denunciados, revisaron las cámaras del C5 y realizaron entrevistas con vendedores ambulantes y vecinos de las zonas mencionadas.

Quizá te interese: Mujer relata cómo la secuestraron en el metro de la CDMX; una cicatriz la salvó

Como fantasmas.

El martes pasado, elementos de la Policía de Investigación (PDI) realizaron un recorrido en la calle López Cotilla, en el cruce con Martín Mendalde, en la colonia Del Valle, alcaldía Benito Juárez, donde una joven denunció que saliendo de la estación del Metro Coyoacán un hombre de 40 años, en complicidad con otros dos, la intentaron plagiar, pero gritar y pedir ayuda evitó que los sujetos se la llevaran.

En la carpeta de investigación CI-FBJ/BJ-1/UI-1S/D/00869/02-2019 se detalla que inmediatamente después de que se recibió la queja y se asesoró a la víctima acudieron a buscar a los responsables. En la zona se entrevistó a vecinos, comerciantes ambulantes, guardias de seguridad de edificios cercanos e incluso se analizaron las imágenes de una cámara del C5, pero no se encontró el momento justo de los hechos que denunció la joven.

Retratos hablados.

Actualmente las autoridades capitalinas realizan los retratos hablados de tres sospechosos, señalados por varias víctimas; uno fue descrito como un joven de entre 20 y 25 años, de 1.60 de estatura, con la cabeza rapada en los lados (el resto del cabello teñido en lila y sujetado), cejas depiladas, ojos negros, nariz respingada, boca chica, labios delgados, de complexión delgada, usa lentes de aumento y en el cuello tiene el tatuaje de un mandala.

El segundo sujeto aseguran que es un joven de 26 años, de 1.80 de estatura, rapado, de complexión delgada, ojos rasgados, ceja rala, nariz chata, boca grande y labios gruesos; además, usa un rosario de madera y un reloj dorado en la mano izquierda.

También señalan al conductor del taxi con placas A-3893C, un señor de 60 a 65 años, de complexión robusta, 1.60 de estatura, con barba y cabello entrecanos. Todos traían un arete en la oreja izquierda.

Con información de 'El Universal'.

Te puede interesar: Mujer le toma fotos a su agresor sexual en el Metro de CDMX

Temas