Secciones
Entrenador de gimnasia es arrestado por grabar a niños en el baño
Crimen

Entrenador de gimnasia es arrestado por grabar a niños en el baño

El hombre reconoció que grababa a los menores de edad mientras estaban en los baños 

por LaVerdad

Entrenador de gimnasia es arrestado por grabar a niños en el baño

Entrenador de gimnasia es arrestado por grabar a niños en el baño

Un entrenador de gimnasia del club deportivo Wind Lake Gymnastics de Norway, en Wisconsin es arrestado por grabar a niños desnudos en el baño.

Las autoridades detuvieron a James Kivisto, de 49 años, tras recibir la denuncia de los padres de uno de los niños que entrena en el club sobre una cámara oculta hallada en los baños del lugar.

Tras revisar las computadoras decomisadas durante el allanamiento del club, los agentes descubrieron cuantioso material de pornografía infantil.

El acusado ya ha reconocido ante las autoridades que grabó en numerosas ocasiones a los menores mientras se cambiaban de ropa.

Kivisto, quien permanece detenido mientras avanza la investigación, ha administrado el club Wind Lake Gymnastics a lo largo de once años. Además, el acusado se desempeñó desde 1987 como entrenador de gimnasia en los condados de Racine y Milwaukee.

 

ACOSO DE ENTRENADORES

Un antiguo entrenador y cazatalentos del fútbol inglés se declaró este lunes culpable de siete cargos de pederastia al inicio de su juicio por 55 delitos de este tipo.

Barry Bennell de 63 años de edad, que fue entrenador del equipo de cuarta división Crewe Alexandra, y que tuvo relación profesional con el Manchester City y el Stoke City, ambos de primera división, admitió los delitos en una comparecencia por video ante un tribunal de Liverpool.

El antiguo ojeador fue denunciado por 12 antiguos pupilos que sufrieron presuntamente sus abusos sexuales entre 1979 y 1991, cuando los muchachos tenían entre 8 y 15 años.

Se espera que el juicio por este caso que sacudió los cimientos del fútbol inglés dure unas ocho semanas.

Un antiguo profesional llamado Andy Woodward, hoy de 43 años, que jugó en el Sheffield United, abrió el camino a muchas otras víctimas al revelar en noviembre de 2016 los abusos que sufrió de Barry Bennell.

Temas

Comentarios

Te puede interesar