Secciones
El misterioso caso Enfield: El fantasma que poseía a niñas
Crimen

El misterioso caso Enfield: El fantasma que poseía a niñas

El fantasma usaba a niñas inocentes como conducto para manifestarse. Enfield en Londres fue la sede de uno de los poltergeist más aterradores y más sonados en la historia.

por LaVerdad

El misterioso caso Enfield: El fantasma que poseía a niñas

El misterioso caso Enfield: El fantasma que poseía a niñas

Enfield, Londres fue la cuna de uno de los poltergeist más aterradores y más sonado. ¿Sabes qué es un POLTERGEIST? Proviene del alemán poltern (hacer ruido) y geist (fantasma) o sea: "Fantasma que hace ruido". 

Todo comenzó el verano de 1977; Peggy Hodgson y sus 4 hijos sufrieron con la constante presencia de un fantasma en su hogar durante 3 años.

Las que más sufrieron fueron dos de sus hijas: Janet y Margaret. 

El misterioso caso Enfield: El fantasma que poseía a niñas

Janet apenas tenía 11 años, y ella fue la que servía de conducto entre el fantasma y la vida real; el ente se manifestaba a través de ella con una voz misteriosa

La señora Peggy afirmó que la noche del 31 de agosto en 1977, ingresó al cuarto de sus hijos y claramente pudo ver como un tocador se movía solo por la habitación. 

“Simplemente no podía creerlo; de hecho, lo empujé dos veces, y una tercera vez no pude moverlo”.

Peggy escucho ruidos cuando entró a la casa, pero no podía entender que es lo que estaba pasando. 

El misterioso caso Enfield: El fantasma que poseía a niñas 

“Escuché los golpes mientras entraba por la puerta principal. Recorrí toda la casa, sencillamente no pude entender qué era, así que al final pensé que solo había una cosa que podía hacer: llamar a la policía”. Afirmó.

Cuando llegó la policía a la casa, no podían creer lo que estaba pasando, ya que incluso pudieron observar como unas sillas se movían de lugar solas.  

El misterioso caso Enfield: El fantasma que poseía a niñas
El misterioso caso Enfield: El fantasma que poseía a niñas

Uno periodista tuvo oportunidad de llegar al lugar y observar los sucesos paranormales:

“Yo mismo vi canicas moviéndose de un lado a otro; vi la puerta moverse sin ayuda. También experimenté la reducción de la temperatura”, narró. 

Las personas que se encontraban en el lugar, comenzaron a hacer preguntas, y el fantasma respondió a través de una de las niñas

“Tuve una hemorragia, y me quedé dormido. Morí en una silla, en la esquina de la planta baja”

Esa fue la primer entrevista a un fantasma, y se llevó a cabo en Londres. Este caso causó gran conmoción en Enfield. 

Temas

Comentarios

Te puede interesar