Secciones
El seminarista Hugo  Avendaño fue localizado con huellas de tortura y al parecer asfixiado en su camioneta.
Crimen

Autoridades CDMX rebasadas; ahora plagian y asesinan a futuro sacerdote

Los plagios y homicidios, así como otros ilícitos van al alza en la CDMX ante la pasividad e incompetencia de sus autoridades encabezadas por Claudia Sheinbaum, misma que solo hace mutis, sostuvieron familiares afectados y habitantes de la capital.

por La Verdad

El seminarista Hugo Avendaño fue localizado con huellas de tortura y al parecer asfixiado en su camioneta.

El seminarista Hugo Avendaño fue localizado con huellas de tortura y al parecer asfixiado en su camioneta.

No cabe duda que la gobernadora de la CDMX, Claudia Sheinbaum Pardo y sus autoridades policiacas en menos de seis meses mostraron su incompetencia, luego de que otro joven de 29 años, esta vez un seminarista, Hugo Leonardo Avendaño Chávez, fue hallado muerto a un día de ser secuestrado cuando se dirigía a una parroquia en la alcaldía Iztapalapa.

 

Como se sabe otro reciente caso, el del joven universitario  Norberto Ronquillo, estremeció a la opinión pública, lo que dejó muy mal parada a dicha funcionaria capitalina y su equipo, al grado que el mismo presidente Andrés Manuel López Obrador, en un evento en la alcaldía de Gustavo A. Madero expresó que no estaba sola.

Era seminarista

 

En relación al futuro sacerdote, Daniela Durán, prima del fallecido, aseguró que el cuerpo fue hallado dentro de su camioneta con signos de tortura y asfixia.

Detalló que Leonardo fue secuestrado el martes 11 de junio cerca de las 23:00 horas cuando se dirigía a una iglesia en la alcaldía de Iztapalapa  y el pasado miércoles la familia fue notificada del hallazgo del cuerpo.

“Por si fuera poco, la burocracia hace de las suyas, llevamos horas y horas de trámites y malos tratos, porque no sólo se es víctima una vez, aquí lo eres miles de veces”, escribió la chica en Facebook.

 

La joven pidió a la comunidad, a los medios de comunicación, a la Universidad Intercontinental (de donde era egresado de una maestría), ayuda para difundir el caso.

 “Leo era un hombre de bien, recién graduado de la maestría en la UIC, hombre devoto que quería dedicar su vida a Dios, era un chico alegre y lleno de vida, con un futuro brillante, futuro truncado de la manera más horrible posible”.

Comentarios

Te puede interesar