Yucatán

Se sacrifican ecosistemas en pos del desarrollo

Para la presidenta de la red “Océano, clima y cambio global”, dependiente del Conacyt, es una contradicción que se contaminen aguas y tierras en la búsqueda de un mejor nivel de vida para la población en general

por LaVerdad

La falta de políticas públicas de los gobiernos para buscar un desarrollo sustentable, ha generado los efectos del calentamiento global, los problemas que se registran en los océanos y en lo particular en la península de Yucatán, como el sargazo, la contaminación de los cenotes y la pérdida de los arrecifes coralinos, informó Norma Patricia Muñoz Sevilla, presidenta de la Comisión Nacional del Cambio Climático.

En entrevista exclusiva con La Verdad, dijo que los mares y costas se consideran componentes fundamentales del territorio nacional para la seguridad, la soberanía y el desarrollo sustentable del país.

Muñoz Sevilla preside la red temática del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) “Océano, clima y cambio global”, cuyo objetivo es desarrollar investigación multidisciplinaria e internacional, enfocada al papel central del océano y de la interfaz/mar en el cambio climático.

¿A qué se debe que hoy estamos observando estos fenómenos climáticos?

Somos responsables de la contaminación que se da en la península de Yucatán, del país y del mundo, la actividad del ser humano es innegable el efecto que provoca, y particularmente en la península de Yucatán, por el tipo de subsuelo kárstico, que ha generado una gran contaminación.

¿Se puede definir el grado de contaminación que hay?

Es muy difícil por el tipo de sistema de ríos subterráneos, sumado al agua salina que se da cuando con los eventos naturales, el nivel del mar alcanza a entrar a estas aguas. Nuestras prácticas diarias como seres humanos no son las mejores, nuestra agua llega limpia pero la regresamos sucias, y el agua no desaparece; ya no se vuelve utilizable directamente, ese es el problema del recurso en diferentes regiones del país.

¿Cómo está conformada esta red?

Está integrada por 150 especialistas de la academia, del gobierno, del sector privado y de la sociedad civil (136 son investigadores mexicanos provenientes de 36 instituciones), de 18 estados del país, además cuenta con la participación de 15 investigadores franceses de ocho instituciones con el apoyo de la embajada de Francia en México.

¿Cómo está afectando la contaminación por la explotación petrolera al Golfo de México?

La vocación del Golfo de México siempre ha sido la explotación petrolera, en la búsqueda de más recursos petroleros y del gas natural (fracking); sin embargo, hoy en día los países europeos han prohibido esta explotación, porque no se sabe qué va a pasar.  El fracking es una ruptura horizontal de la roca, como consecuencia de inyectarle enormes cantidades de agua dulce, y qué va a pasar con los ecosistemas marinos cuando se inyecte esa agua para extraer el gas, cuál va ser nuestro beneficio, no sabemos, pero no podemos arriesgarnos.

¿Es una contradicción buscar el desarrollo a costa de sacrificar los ecosistemas?

Queremos seguir extrayendo hidrocarburos cuando por otro lado estamos luchando por nuevas formas de energía, sustentables, no contaminantes, aprovechando lo que la naturaleza nos ha dado: el mar, el aire, el sol, por qué queremos seguir contaminando, porque la extracción de hidrocarburos seguirá siendo contaminante y la utilización de energía a través de combustibles fósiles siguen siendo generadora de una enorme cantidad de CO2, entonces a dónde queremos ir.

¿Los efectos ecológicos como el aumento de sargazo tienen qué ver con la actividad turística?

El turismo en la península de Yucatán no es el problema, la vocación de la región caribeña es turística, el problema es el tipo de desarrollo que se ha generado para atender ese turismo, hemos seguido un modelo que no es el adecuado. No se debe culpar al turismo, al contrario es una fuente de ingreso muy importante, debemos preguntaros a dónde lo queremos llevar.

¿Qué le ha faltado a las autoridades?

Voluntad política, reconocer que es un problema serio, nacional; puede haber mucha legislación ambiental pero si no se aplica, para qué nos sirve, es letra muerta. Hoy en día el talento científico nacional no tiene cabida en las organizaciones gubernamentales, para la aplicación de los proyectos; a un científico se le puede rodear  de un aparato político para tomar decisiones, pero a un político no, porque no sabe y no le interesa; tenemos que conocer la esencia de los problemas desde su formación para darles solución, el que no sabe mandar jamás podrá enseñar.

Dichas regiones poseen una gran riqueza natural que debe ser conservada y gestionada, apoyándose  en la mayor y mejor información científica y tecnológica disponible, para promover su desarrollo en beneficio de las poblaciones y así brindar a las generaciones futuras la posibilidad de usarlas y aprovecharlas con sentido de responsabilidad y equidad.

_Verónica Camacho

Temas

Comentarios