Yucatán

‘Boteadores’ inventan asociaciones y ganan hasta $1,500 al día en Mérida

Un señor en Prolongación de Paseo de Montejo con Villas La Hacienda realiza acciones de “boteo” entre los automovilistas de Mérida.

por LaVerdad

El “boteo” en las calles de Mérida se ha convertido en un negocio rentable para algunas personas, ya que al día pueden recolectar entre 300 y mil 500 pesos, y aunque hay “boteadores” que realmente practican esta actividad por necesidad, la realidad es que hay otros que lo ven como un trabajo.

En una investigación realizada por el reportero de esta Casa Editorial, se pudo averiguar que hay impostores en las calles de Mérida, ya que se hacen pasar por  voluntarios de asociaciones, tal y como dijo el ex “boteador” la “Pantera”, quien dijo que hace cinco años fue descubierta la agrupación en la que trabajaba falsamente en una casa ubicada en Vergel II.

“El grupo tenía ingresos diarios por mil pesos por cada persona. Los tres que “boteabamos” fuera de ese grupo nos quedábamos con el 30 o 40 % de las ganancias. Pero la farsa se descubrió cuando el vecindario denunció la ilegalidad”, dijo.

Boteadores en Mérida

Agregó que muchos “boteadores” así operan, y en su caso dijo que prefirió vender golosinas a las afueras de las escuelas del rumbo de los Vergeles en Mérida.  

Norte de Mérida el más afectado                                                                            

Sobre el tema, personas que se dedican al oficio de “viene-viene” en una plaza comercial del oriente de Mérida, mencionaron que hay “boteadores” que operan en esquinas cercanas, ya que usualmente acuden a este sitio para cambiar sus monedas por billetes al final de su jornada laboral.

Sobre los puntos de trabajo de estos impostores se averiguó que hay varios puntos, aunque los preferidos están sobre Prolongación Paseo de Montejo, ya que en esta avenida hay varios puntos; uno está sobre las rieles del tren, que cruzan la vía antes mencionada y el otro está con el cruce de Villas La Hacienda, aunque hay otro punto como con la Avenida del Campestre al norte de Mérida donde hay una persona de la tercer edad que pide caridad, aunque a simple vista se le puede ver en buen estado de salud y físico.

URGE CASTIGO 

De acuerdo con lo que se pudo averiguar, hay “boteadores” en Mérida que utilizan direcciones de albergues falsas, que en la mayoría de los casos termina siendo una casa particular. Respecto al procedimiento legal que se puede emprender ante este tipo de situaciones, el abogado Sergio Manuel Pacheco mencionó que no hay una legislación clara que permita iniciar un proceso en contra de estas personas.

Por ese motivo, indicó que urge una figura jurídica para contrarrestar este tipo de acciones, pues indicó que ya son muchas las personas que han visto que el “botear” es una gorma de hacer negocio, pues aunque es una práctica que no utiliza la fuerza, sí recurre al engaño para obtener recursos.

Las campañas de boteo debidamente llevadas, utilizan uniformes o bien credenciales con el logo de la institución fácilmente localizable en la lata o en la ropa, y mayormente obedece a la necesidad de reunir fondos para una causa determinada.

_Ylmar Pacheco

Temas

Comentarios