Tecnología

Astrónomos detectan 72 señales de radio de origen desconocido

Científicos del SETI especulan que podrían ser huellas de tecnología desarrollada por una civilización extraterrestre avanzada

por LaVerdad

Un equipo internacional de científicos que conforman el proyecto Breakthrough Listen, dirigido por la Universidad de California en Berkeley (EE.UU.) y enfocado en la Búsqueda de Inteligencia Extraterrestre (SETI, por sus siglas en inglés), con ayuda de la inteligencia artificial descubrió decenas de nuevas ráfagas rápidas de radio (FRB, por sus siglas en inglés) que provienen de una misteriosa fuente que se encuentra a unos 3 mil millones de años luz de la Tierra, de acuerdo con un comunicado publicado este lunes por la universidad.

Astrónomos australianos descubrieron en 2007 el primero de una serie de fenómenos nombrados como FRB. Las ráfagas son una serie de pulsos o explosiones de radio de muy alta energía con una duración de apenas algunos milisegundos. La procedencia de las FRB parece ser fuera de la Vía Láctea pero desde ese año no se ha confirmado el origen.

La misteriosa fuente

La mayoría de las FRB analizadas han emitido solo una descarga de ráfagas rápidas de radio, pero la FRB 121102 se ha repetido en varias ocasiones. En 2017 los investigadores detectaron el origen de una de las ráfagas en el núcleo activo de una pequeña galaxia situada a 3 mil millones de años luz de la Tierra. El año pasado se detectaron 21 estallidos en esta fuente.

Las 21 ráfagas se descubrieron al hacer un análisis de datos recopilados por el Telescopio Green Bank (EE.UU.) durante cinco horas completas, el pasado 26 de agosto de 2017 con la implementación de algoritmos informáticos estándar. Pero en esta ocasión, el equipo de investigadores dirigidos por la Universidad de California en Berkeley desarrolló un nuevo y más potente algoritmo de aprendizaje automático, un sector de la inteligencia artificial, y al analizar nuevamente los datos del telescopio y detectaron otras 72 ráfagas, que no se habían distinguido con la técnica anterior.

"Este trabajo es muy interesante no solo porque ayuda a comprender el comportamiento dinámico de los estallidos rápidos de radio, sino también porque muestra que la inteligencia artificial puede detectar señales pasadas por alto por algoritmos clásicos», ha dicho en un comunicado Andrew Siemion, director Centro de Investigación SETI de Berkeley e investigador principal de Breaktrough Listen.

Motores de búsqueda

Para lograrlo, los investigadores utilizaron algunas de las técnicas que utilizan las empresas tecnológicas de Internet, como Google, para optimizar los resultados de los motores de búsqueda (SEO) y clasificar las imágenes. Pero en este trabajo, sus desarrolladores entrenaron un algoritmo conocido como 'red neuronal convolucional', para reconocer estallidos ya detectados por otros investigadores.

Esto ha permitido aprender acerca de la periodicidad de los estallidos de FRB 121102, información importante para las hipótesis de vida alienígena. Hasta el momento se ha descubierto el origen de las  FRB 121102 pero se desconoce la naturaleza del objeto que las emite. Algunas teorías apuntan a que podría tratarse de señales de tecnología desarrollada por una civilización extraterrestre avanzada.

El nuevo algoritmo de aprendizaje automático ahora se usa para tratar de detectar señales que podrían provenir de otras civilizaciones alienígenas.

Temas

Comentarios