Estilo y Vida

Bullying, lo que debes saber

El bullying es una forma de violencia escolar, un maltrato de un estudiante a otro compañero, generalmente más débil, al que convierte en su víctima habitual.

por Marcela Nazar

A días de haber iniciado el ciclo escolar 2018 - 2019 es sumamente importante que los padres conozcan, que el bullying es una forma de violencia escolar y los padres deben conocer varios puntos para evitar que sus hijos sean atacados por sus compañeros pero también el que sus hijos no sean quienes se conviertan en agresores. 

Muy importante estar siempre atento a todo lo que pueda indicar que hay bullying,

Señales de que esta siendo atacado

- Cambio repentino en rendimiento académico.

Cambio repentino en rendimiento académico.

- El menor deja de asistir a actividades que le gustaban.

 El menor deja de asistir a actividades que le gustaban.

- Llega a casa con moretones, ropa u objetos personales rotos.

Llega a casa con moretones, ropa u objetos personales rotos.

- Baja autoestima y falta de confianza en sí mismo.

Baja autoestima y falta de confianza en sí mismo.

- Si habla de suicidio es momento urgente de buscar ayuda.

Si reconoces una de estas señales, habla con tu hijo, busquen ayuda y siempre tengan abiertos los canales de comunicación, esto es muy importante para fortalecer la confianza.

¿Y si es tu hijo el agresor?


Quizá nunca te has puesto a pensar que tu hijo o hija sería capaz de dañar a algún compañero, por naturaleza los vemos indefensos y tan pequeños pero tal vez, esta dañando la autoestima de alguien en el colegio y nadie lo ha detectado; por el bien de ellos, es fundamental poner toda la atención en su comportamiento.

 

Observa estos tips para identificar si el o ella es quien agrede:

 

- Se muestra agresivo con el resto de miembros de la familia.

Se muestra agresivo con el resto de miembros de la familia.


 

- No le gusta relacionarse ni comunicarse. Se muestra reservado y poco accesible al trato personal.

No le gusta relacionarse ni comunicarse.



- Dice mentiras sobre otras personas, sin importarle que esas mentiras puedan perjudicarlas. Además, también cuenta mentiras para justificar su conducta. Ante cualquier falta en la que lo descubramos, intentará mentir en lugar de asumir su responsabilidad.

Dice mentiras sobre otras personas, sin importarle que esas mentiras puedan perjudicarlas.



- El menor tiene objetos que no son suyos y no puede justificar de un modo convincente de dónde los ha sacado.

El menor tiene objetos que no son suyos.


 

- Si los padres de algún otro menor nos comentan que nuestro hijo ha agredido al suyo, no debemos ponernos a la defensiva y tratar de defender a nuestro hijo a toda costa. Debemos ser comunicativos y abiertos, escuchar a los padres y las versiones de los dos niños y tratar de descubrir la verdad.

Si los padres de algún otro menor nos comentan que nuestro
hijo ha agredido al suyo, no debemos ponernos a la defensiva.



- Es conveniente también mantener una buena comunicación con el centro escolar y con el profesorado. Si somos accesibles, será más fácil que el centro pueda comentarnos cualquier problema que surja respecto a nuestro hijo y que, entre todos, podamos encontrar una solución.

Es conveniente también mantener una buena
comunicación con el centro escolar y con el profesorado.

Temas

Comentarios