Estilo y Vida

¿Acné en la espalda? Este problema puede decir mucho de tus hábitos

Tienes que saber que el acné en la espalda es totalmente diferente a los barritos que salen en tu rostro.

por LaVerdad

El acné facial nos sucede a todos, hombres y mujeres, sin embargo, el acné en la espalda puede llegar a ser más serio y no recibe tanta atención, pero este problema puede decir mucho de tus hábitos y convertirse en indicador de salud. 

Tienes que saber que el acné en la espalda es totalmente diferente a los barritos que salen en tu rostro.

El acné en general es la saturación en los poros de células muertas, exceso de aceite y polvo o mugre que permite el crecimiento de las bacterias.

La diferencia entre el acné en la espalda y el del rostro es que la espalda tiene poros más grandes, volviéndose más vulnerables a una infección.

Esta también es la razón por la que los barros en la espalda son usualmente más grandes. Y, por ende, también requieren un tratamiento más agresivo.

Como no puedes ver tu espalda, los barros en esa zona pueden llegar a ser más incómodos y dolorosos, sin embargo, conocer la raíz del problema podría ayudarte a estar más al tanto de tu salud.

¿Acné en la espalda? 

Problemas de la piel en tu genética.

Tal vez estés predispuesta a problemas en la piel por culpa de tus genes. Por eso es súper importante hablar con un dermatólogo que pueda ayudarte a descubrir las razones detrás del acné, pues pueden ser tu rutina de belleza, dieta o estilo de vida.

Ropa apretada

La ropa apretada puede provocar todo tipo de problemas de salud; desde una infección en vías urinarias, hasta acné en la espalda.

La ropa apretada irrita la superficie de la piel, pues no sólo no le permite respirar libremente, sino que promueve la saturación de bacterias.

No lavas tus sábanas

Pasas mucho tiempo de tu vida en una cama, así que no sólo debería ser tu santuario, sino que TIENE que ser un lugar extra higiénico.

Las sábanas pueden ser el hogar de muchas bacterias y, con el tiempo, podrían ser la razón del acné en la espalda. TODO, desde infecciones, alergias y eccema, puede solucionarse con un cambio de sábanas.

Mucho tiempo con ropa sudorosa

Será tentador ir al gymnasio y luego regresar a la oficina, pero tal vez deberías aprovechar tu tiempo para bañarte o, mínimo, cambiarte de ropa.

Permanecer por mucho tiempo con ropa sudada le da tiempo a las bacterias de multiplicarse en la piel. Sin mencionar que la ropa húmeda puede provocar erupciones, infecciones de hongos y un sistema inmune débil.

Hormonas

Las hormonas, ya sean naturales o externas, son el mayor culpable del acné en la piel, sea donde sea. Tu espalda, desafortunadamente, no es inmune a ellas.

Si alguien está tomando esteroides anabólicos o suplementos de tesosterona que incrementan la producción de aceite, seguramente sufrirá de acné en la espalda, pecho y rostro. Cualquier desequilibrio hormonal también afecta a la piel de esta forma.

Temas

Comentarios