Espectáculos

Del cielo al infierno, la caída de la televisión abierta en México

Plataformas de streaming detienen la producción de la televisión abierta, siendo una alternativa frente a la escases de contenidos originales en la “pantalla chica”.

por LaVerdad

Después de tocar por muchos años un edén lleno de jugosas ganancias, la televisión abierta en México se ha convertido en un negocio no redituable para varias marcas y productores, a diferencia del periódico y la radio, la televisión ha sido el medio de comunicación que ha tenido una gran afectación por la aparición de la internet, y los servicios digítales como streaming.

El nacimiento de la Televisión:

Remontándonos a los orígenes de la televisión, en 1950 comenzaron a operar las primeras transmisiones televisivas y 10 años después se promulgó la primera ley específica, la Ley Federal de Radio y Televisión, que en la actualidad ha dejado de estar en funciones, entre 1950 y 1952 surgieron en la Ciudad de México tres canales: el Canal 4, de Rómulo O’Farrill, el Canal 2, de Emilio Azcárraga Vidaurreta y el Canal 5 de Guillermo González Camarena.

Pero 1955 se unieron para formar una sola televisora, Telesistema Mexicano, con la justificación de que no era rentable competir entre los canales mencionados, conformándose así un monopolio privado, en la actualidad llamado Televisa. 

Por mucho tiempo Televisa fue el amo y señor del contenido que se propagaba en México, años más tardes apareció su competencia Tv Azteca, y a su vez se fueron sumando otras televisoras como Grupo Imagen.

Por décadas un monopolio dominó el contenido que se transmitía para el público mexicano, el cual generaba altas ganancias en publicidad para, la Televisión, cabe destacar que el país esta sometido al espacio y al poder que en ese entonces representaba la televisión, intereses políticos eran parte de esa apología televisiva.

¿El cambio o declive de la televisión?

Posteriormente con el avance de la tecnología y el paso del tiempo, la generación millenial cambió por completo la  forma de mirar la televisión abierta, impulsando el negocio de las plataformas de internet.

Los contenidos originales creados por las compañías de contenido bajo demanda, como Netflix entre otras, cada día empezaron a tomar más relevancia frente a la televisión tradicional, convirtiéndose en una alternativa que muchos prefieren, haciendo frente a la escases de contenidos originales en la “pantalla chica”.

Sin duda alguna el uso de las plataformas streaming han hecho cambiar la estrategia de las televisoras tradicionales, Televisa y TV Azteca. Por ejemplo, Televisa presenta un crecimiento en sus ingresos del 2014 al 2016 del 20.18%, y en sus reportes anuales podemos encontrar los ingresos de la compañía por segmentos (contenidos, Sky, Cable y otros negocios).

Los ingresos obtenidos por publicidad, venta de canales, ventas de programas y licencias, han pasado de formar parte de las ventas consolidadas en esos mismos años del 42.8% al 36.9%.

Claramente podemos ver que efectivamente la compañía ha tenido que apostar a otros negocios y diversificar sus productos para mejorar sus ventas.

-El 98.3% de los hogares mexicanos tienen un televisor, y el 80.9% de esos ve los canales de televisión abierta todavía como medio de entretenimiento.

-En edad, las personas entre 30 y 44 años representan el 26%; 19 a 29 años el 18%;  4 a 12 años el 17%;  55 años o más el 16%;  45 a 54 años el 12%; 13 a 18 años el 11%.

-El problema comienza a radicar en las personas de menor edad, porque empiezan a a migrar hacia los servicios streaming.

El impuso que han recibido las plataformas online ha sido tal que de acuerdo a un estudio presentado por FX mostró que las series de televisión tuvieron un gran crecimiento, incrementando un 39% durante el 2016, todo impulsado por las plataformas de Streaming.

En el diario The Wall Street Journal recogieron está información y presentaron que del 2011 a la fecha, el crecimiento de los contenidos bajo las plataformas en Streaming ha sido de 1,450%.

Lo que significa que en solo siete años hemos pasado de solo tener una serie con contenido original en las plataformas online a 93 durante este año.

-En solo 7 años los contenidos en streaming crecieron 1,450%

Esto significa que los servicios online, donde el número de usuarios sigue creciendo cada día, se encuentran dentro de la preferencia de la mayoría de la población; mientras que los contenidos que se presentan en los canales de TV abierta, por cable y canales premium, redujeron su producción debido a la menor cantidad de usuarios que ven está programación.

Para Julie Piepenkotter, vicepresidenta ejecutiva de investigación de FX, aún falta que los servicios en streaming maduren pero consideran que el mercado está listo para su auge, incluso creen que en los próximos años veremos la producción de hasta 500 series en línea; mientras tanto el 2018 estará sorprendiéndonos con contenido original y la llegada de contenido de forma más rápida del Cine a las plataformas de Streaming.

“El problema de la TV tradicional es que los contenidos se presentan de forma lineal y en las plataformas en línea el usuario tiene la opción de elegir su programación”

Siendo ahora nuestro país el segundo consumidor más grande de Latinoamérica de acuerdo con el reporte de IHS Technology’s Media & Technology Digest, se registraron 6.7 millones de suscriptores a estas plataformas, ganándole la batalla también al contenido de Televisión de Paga o Cable.

Sin duda alguna el líder de estos servicios lo continua encabezando Netflix, tras el gran impacto de dicha plataforma, varias productoras y distribuidoras originales se han separado, quitando su contenido de Netflix para dar paso a sus propias aplicaciones y plataformas como Blim de Televisa, y recientemente Disney en EEUU, Amazon, HBO, entre otras.

Pero ¿Qué pasa con la publicidad?

En muchos de estos servicios se paga una suscripción para evitar los comerciales, como el caso de YouTube Red, y Netflix; Así mismo The New York Times y The Wall Street Journal ya están explorando suscripciones digitales libres de publicidad. Si esta tendencia streaming continúa la industria de la publicidad tendrá un problema mayor, ya que la gente no odia los anuncios, odia la mala experiencia.

Entonces, ¿Qué pasa con el consumidor?

Sin duda una gran disyuntiva para el cliente quien desea ver contenido exclusivo, pues todos estos cambios ponen en jaque al consumidor, quien tiene que contratar para ver el producto que le gusta y quiere, desembolsando una cantidad significativa para adquirir el servicio de las plataformas.

Ruby Pérez M, edad 20 años: "Hoy en día, las plataformas se han convertido en una ‘moda’, y quien las tiene es para ser aceptado dentro de un círculo".

Valeria ortega, edad 22 años:“Prefiero el servicio streaming que otorga Netfilx, porque no tiene comerciales y es más practico”

Gonzalo Estévez, edad 35 años: “Prefiero mil veces usar un servicio como Netfilx por el contenido selecto que tiene, películas clásicas y estrenos”

Adalberto Pereira, edad 24 años: “Los servicio en plataformas digitales, son mejores porque tengo el contenido más variado y no estoy cuadrado a lo que la televisión me ofrece”

 

Temas

Comentarios