Secciones
Una aventura en mi pueblo
Influencers

Una aventura en mi pueblo

por Raúl May

1/3
Una aventura en mi pueblo

Una aventura en mi pueblo

EICE comercio exterior

EICE comercio exterior

148539568

148539568

El fin de semana tuve la oportunidad de ir a el pueblo que me vio crecer, Querétaro. Estoy muy contenta y más por que después de casi dos años que no voy, pude aprovechar para turistear mucho.

Seamos honestos, cuando vives en un lugar, te acostumbras demasiado a todo lo que te rodea, a los monumentos importantes, a el mar, a la gente, y todo lo que hay en tu ciudad, pero cuando te vas por mucho tiempo, y regresas, empiezas a ver cosas que no habías visto mientras vivías ahí, por que no valoras .

Justo eso me pasó, me fui a caminar por el centro y en verdad parecía como si nunca hubiera ido a Querétaro, leí cada placa con información sobre el lugar que iba, preguntaba a las personas encargadas si sabían datos importantes, y veía detenidamente cada piedra en las construcciones . Fue una experiencia muy bonita, reencontrarme con todo eso que me acompañó en mi infancia, y verla con otros ojos, con una mirada de admiración a lo que observaba.

Una de las construcciones que mas me gustan son los imponentes arcos. En ese momento , me paré a lado de ellos y los miré con detenimiento. Solo pensaba, ¡Qué increíble construcción! y lo mejor de todo es la historia que hay detrás de eso. Por supuesto que está la historia “oficial”, el Marqués de la Villa del Villar lo mandó construir para el convento de la Cruz, pero como en toda historia, hay una parte oculta que cualquier queretano sabe.

Resulta que este Marqués se enamoró de una monjita que vivía en ese convento, y para cortejarla, la consintió con la construcción del acueducto para que le llegara agua pura, ya que la que llegaba , estaba sucia . Pero lo curioso es que en este viaje pude descubrir otra parte de la historia, ya que esa monja, era la sobrina de la esposa del mismísimo Marqués. ¡Vaya!

Era todo un pillo ese hombre, no le bastó con querer tener sus cosas con una monja, no solo una monja cualquiera, era una monja de claustro, es decir, no sale para nada, su vida es rezar y rezar, pues no solo ese era el problema, también era la sobrina de su esposa!! , qué onda con ese hombre! Me dio mucha risa, un complemento a la historia que ya me sabía y de por sí se me hacía demasiado.

En fin, fue un viaje muy productivo y sé que mis temas son ecología, pero también lo relaciono mucho con que nuestra cultura es parte de los temas ecológicos, saber de dónde venimos y apreciar la historia es parte de esto.

Así que si van a Querétaro, métanse a los museos, recorran los arcos y busquen estas historias que le dan aun mas sentido a las cosas que vemos.

Hagamos Eco de estos eco-lugares.

Suscríbete

Recibe las últimas noticias en tu casilla de E-mail

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones